0 votos
4 visitas/día
13 dias online

Mi potro bajo el austral invierno - Poemas de Adalberto Jerez



Poemas » adalberto jerez » mi potro bajo el austral invierno




Categoría: Poemas de Amor
Mi potro bajo el austral invierno
Poema publicado el 14 de Octubre de 2020

MI POTRO BAJO EL AUSTRAL INVIERNO

Cuando niño tenía un héroe,
Era un hombre de trabajo,
nada lo detenía, ni la noche,
ni la lluvia, ni el sol de cada día,

con su impermeable a la casa
él llegaba y así mismo él salía,
si la lluvia se imponía.

Vicente se llamaba aquel hombre,
y "apá" yo le decía.
Era el padre de mi madre
y al que tanto yo quería,

y que ella atendió hasta la
mañana de aquel primer
Domingo de adviento cuando
en sus brazos se dormía...

Hoy sé de jóvenes que lejos
están de su patria tan querida,
Que se fueron por un sueño,
que aquí ya no tenían,

Por su seguridad y mejor vivir,
que con trabajo construirían,
así pasan todo el día,
hasta avanzada la noche,

en medio de las estrellas que
pedimos sean su guía,
y que a veces no se ven
porque la oscuridad y
el agua muy fría,

cae sobre su piel,
al igual que
por debajo a cada pie,
la fría humedad los invade
sin que esto los aflija,

y sin parar cada noche
se repite en el austral invierno
esta ruda tarea que
ellos hacen entretenida,

al lomo de sus motos,
llevando algo a cada casa,
según sea la pedía.

Como el caballo y el buey,
que rígidos y de pie,
esperan en la madrugada
el cese de las gotas frías,
que chocan sobre sus lomos,
pidiendo un rayo de sol,
y que pronto se haga de día.

Así renace hoy mi héroe
de cada noche de mi infancia,
cuando en el lomo de mi hijo,
a quien también Vicente llamaría,

las frías gotas salpican
y hasta aquí a lo lejos llegan,
las chispas en su refractada luz,
para iluminar mi vida,
con gloriosa alegría.

Como aquel encorvado viejo,
estando yo niño, él lo hacía,
y que tanta fuerza me dio,
para seguir mi labrado camino,
hoy son mis hijos y mis nietos
quienes también me inspiran y guían.

En honor a mi hijo Vicente,
y a tantos jóvenes
que luchan y trabajan
en medio de la severidad
de las estaciones australes,

sin parar y sin quejarse,
y que lo hacen por
la dignidad de sus vidas,
dándose calor
como manada de potros,
bajo el sol y su luna fría,

que esa fuerza y voluntad
siempre este con Uds.,
y sea el combustible
para construir un mejor
mañana con renovada humanidad,

para que como ese viejo
que conocí y que muchos admiraron,
sin vacilar y con ética servir,

siempre se mantuvo digno
hasta su ultimo otoño,
cuando como hoja cayó
desde el más alto copo,
haciendo su despedida,
entre fresca brisa y el vaivén,
al son de la danza de su vida...

.. y en esta noche de San Juan,
a 6 meses de la partida de tu abuela, 
estas letras ella te envía,
con sus muchas bendiciones,
desde esa austral estrella,
Ella te ve y te guía,
contenta por el buen hombre
que crece en ti cada día.


Dios te bendiga,
Es tu papá que te ama,
Puerto Ordaz; 24jun2020


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame