0 votos
1 visitas/día
1165 dias online

Poema de navidad - Poemas de Alejandro Manuel



Poemas » alejandro manuel » poema de navidad




Poema de navidad
Poema publicado el 20 de Diciembre de 2017

POEMA  DE  NAVIDAD

Navidad
Llega casi sin pensarlo
Llega casi sin sentirlo
En medio de la infinita marcha de la compra de regalos
Que es como la infinita marcha de hormigas hacia la gota dulce
Todo sea por un acto llamémoslo generoso
Que de generoso no tiene absolutamente nada
El acto de regalar lo que no sea la vida
Tiene algo de perversidad y petulancia escondida.

Hace más de dos mil años que Dios nos manda a Jesús
Hemos tenido más de dos mil oportunidades
Para poner nuestro corazón repleto de cualidades
Pero al final sólo vemos la infinita falta de luz
Y nos conformamos con el destello de las vitrinas
Con la ropa de moda y la tarjeta para la vecina.

Y el diablo sentado en el techo de un mall
Se mata y mata de su satánica y burlesca risa
Viendo como aumentan nuestras deudas con tanta prisa
Y Dios no puede más con su pena desolada
Viendo como en la iglesia sólo rezan un par de personas
De edad por lo general bastante avanzada.

Ya no quiero pan de pascua
Ya no quiero tarjetas con letra fea y de compromiso
No quiero tomar cola de mono ni comer pavo
Quiero sentarme a la mesa con Dios
Con Jesús, mis hijos, María y José
Que comamos pan pelado y juguemos bachillerato
Como sería lo magnifico de ese rato
Como nos reiríamos de los tontos que compraron
Los regalos que a nadie nunca le importaron
Les haríamos burla a los pastores pecadores
A esos que en nombre de Dios fabrican religiones de corbata
Guiadas casi siempre por la más indecente de las ratas.

Niño Jesús
Ven, yo de verdad te quiero y te abrazo
Te convido leche en polvo de la que toma mi hijo menor
Te podemos cantar canciones desafinadas pero llenas de amor
Y no haríamos en tu nombre actos financieros de ninguna naturaleza
Sólo te invito a formar parte estelar dentro de  mi realeza
Esa de los que jugamos a pleno sol en canchas de tierra
De los que nos vamos colgando en las micros llenas
De los que calentamos la comida del día anterior
Y que en nuestra caja fuerte solo atesoramos amor.

María
Venga madre infinitamente respetada y querida
Si usted es la madre de Jesús por supuesto que enseguida
Necesito sus consejos de cómo criar a este montón de mocosos
Y hacerlos hombres de bien por ellos y por su existir hermoso
Que el día de  mañana miren a los ojos a sus semejantes
Y que amen a esta vida con escasos buenos y demasiados farsantes.

Y usted San José
Deme la ternura que mis manos necesitan
Deme la paciencia de un trabajador que trabaja en paz
La comprensión del padre que ama de modo infinito
Y entre tanto que le pido ¿qué tal si abrimos un tintito?
A ver si las penas por este perro mundo
Las dejamos de lado aunque sea un segundo.

Y si luego ya parten de mi casa y mi mesa
Me sentiría honrado  de estas visitas de tanta belleza
Aquellas que ahora van al cielo a seguir rezando
Por este planeta que sigue y sigue agonizando
Y que con tanta facilidad hace llorar
Al bebe santo que sólo ha nacido para amar.

Y el diablo se sigue riendo
Y Dios sigue llorando
Y mañana todos se felicitan por los regalos
Y nadie nombra al niño que nació entre piedras y palos
Pienso en mi  torpe cabeza entonces
Que aquellos que mataron a Jesús tan malos no fueron
Por lo menos lo dejaron vivir treinta y tres años enteros
Y en cambio nosotros y lo digo de verdad
¿Quién se acuerda de él, al otro día de la Navidad?.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame