0 votos
1 visitas/día
3623 dias online

Leyendas de 4cienegas (el cerro del muerto) - Poemas de Alejandro Reyes Cruz



Poemas » alejandro reyes cruz » leyendas de 4cienegas (el cerro del muerto)




Categoría: Poemas de Amor
Leyendas de 4cienegas (el cerro del muerto)
Poema publicado el 15 de Noviembre de 2009

Es la historia de un hombre
Que tuvo un hermoso sueño
en una tierra de manantiales,
La más hermosa del orbe
Con paisajes de ensueño;
Y encaminó sus pasos a encontrarle.

Su andar era garbo y erguido,
Caminaba de noche
Descansaba de día.
Así surcaba su camino
Sorteando llanuras y montes
A donde lo llevara la vida.

Ya lo encontraba el invierno
Y ni así desfallecía;
Sus ojos miraban el horizonte
Llano y desierto
Mientras su corazón algo le decía...
“Sigue.. Sigue rumbo norte“.

Ya con el devenir de primavera
El cielo se pintaba de arreboles
Bañando su cuerpo de esperanza
Dando inicio a la leyenda
Y al nacimiento de las flores...
Ya a su fin llegaba su andanza.

Su mirada se llenó del valle
Cayendo de rodillas asombrado...
Era el hogar que tanto ansiaba
Y aquella hermosa tarde
A buen puerto había llegado
Y feliz... Gritaba y gritaba.

Ella ahí lo esperaba con su belleza...
No supo cómo pero ya la amaba...
Quizá desde el primer sueño
Su amor llevaba a cuesta
Y su romance iniciaba
en ése pedacito de cielo.

Amor más grande nunca se había dado,
Eso contaban los de antes,
Mas quiso el incierto destino
Arrebatarla de su lado
Volando para siempre con el aire
Perdida en medio de ése torbellino.

Viento recio e imponente
Reinaba siempre en éstos lares
Haciendo trizas la cosecha,
A las moradas y a la gente;
Dejando a su paso penas y pesares
Y ella... se encontraba muerta.

Un llanto cruzó el firmamento
Implorando al Creador
A que la reviva en ése instante...
Nada sucedió en ése momento,
Tan solo su alma al cielo voló
Dejando impávido al amante.

Él musitó un adiós a su princesa
Y ya sin fuerza en el suelo se tendió,
Y con sus ojos abiertos
Inerte quedó sobre la estepa
Buscando la luz que se escapó
Allá en el infinito del firmamento.

Tanto amor el Creador lo sintió
Y dijo:  “Así Sea“.
Y en la estrella más brillante
Ella a lo alto resurgió...
Bañando con su brillo de quimera
Al enamorado tan distante.

Orgulloso el Señor de tanto amor
Quiso que el universo entero lo viera
Y dio la luz más hermosa a la estrella,
Y al amante tendido lo cubrió
De toda la naturaleza entera,
llenándole de plantas, piedra y tierra.

Hoy es la perfecta comunión
Cuando la luz se posa sobre el amante
Y los aires chiflan de contentos
Y ya no causan destrucción
Pues acostado sigue el gigante
Atenuando el fragor de los vientos.

Y lo que es mejor...
Cuando quieras recibir amor..
Encamina tus pasos al oriente
Donde plácido descansa el amante
Párate sobre sus montes
Y cuando llegue la luz... Enamórate.

Este es el cerro del muerto
Que un día fue un amante mortal
Y hoy yace inerme y yerto
Iluminado por la estrella del firmamento
Para su amor disfrutar
siempre juntos hasta la eternidad !!


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame