0 votos
1 visitas/día
3012 dias online

¡aves! - Poemas de Andrea J



Poemas » andrea j » aves




Categoría: Poemas de Amor
¡aves!
Poema publicado el 30 de Noviembre de 2011

Majestuosas, exóticas, liberales…
Así son las aves.

En este caso voy hablar de tres de ellas,
Tres de ellas que llegaron a mi vida, mi alma, y mi corazón…
Tan extrañas, diferentes entre sí, egocéntricas,
Pero todas tan libres,
Y una cárcel para mí.

La primera la llamaremos casualidad,
En la vida muchas cosas pasan por casualidad,
Muchos le dicen destino,
Lo cual para mí es muy alterable,
Por esto será simplemente casualidad de la vida.

Llego a mi vida como el ave
Más exótica y divertida,
Su compañía era exquisita…
No paso mucho tiempo y sentí lo especial que era.

Su voz… ese sonido que me decía
Constantemente lo hermosa que era,
Recién nos conocíamos y sus cinco sentidos
Solo expresaban amor… amor hacia mí.
Tan increíble, tan creíble…
Tan bueno para ser real.

Sus ojos hablaban con tanto brillo y felicidad
Emocionaban mi alma esos ojos de ternura,
Sus historias sobre viajes y aventuras,
Están en mi mente

Volar juntos a lugares desconocidos,
Sus alas calentando mi alma,
Sus besos rompiendo el hielo
Y entre olas, nubes, y estrellas,
Uniendo nuestros corazones…

Tan bueno para ser real,
Aquello no dejaba de pasar por mi mente…
Tal vez era el miedo a lo desconocido,
Tal vez muy dentro de mi sabia que…
Debía ser libre.

¿Casualidad o destino?...
Para mí un motivo de olvido…
Olvido a un ave que debe ser libre…
Pero gracias a esta casualidad
Mi alma abrazo y sintió el amor…
Pero odio la libertad…

La segunda ave es libertad en todo su esplendor,
Es aire en el infierno,
Agua en la sequia,
Es vida en lo perdido…

Esta ave mi aturde,
Altera mis pensamientos,
Confunde mis sentimientos,
Hace perder mis miedos…

Libertad palabra y sentimiento,
Tan amplia como desconocida,
Contable como infinita…
Esta en todos nosotros,
Como una vela que espera ser encendida,
Calentada y nunca apagada.

Sus pensamientos y sentimientos
Sobre mi eran confusos,
los colores sonidos y sabores,
Palabras oraciones y conversaciones
Con esta ave estremecían mi alma,
La quería como una madre a su hijo,
Como una amiga a otra,
Como un hermano a otro…

Así de confusa estaba mi alma y mi mente,
Era como si transportara mi vida a los 60,
…“libertad de pensamientos y sentimientos”…

¿Era mi vida con libertad?
Muy libre  para poder amar
Y muy memorable para poder olvidar…

Me apasiona decir que
A esta ave en particular
Me gusta verla libre,
Es un ave de puerto:
Amable hermosa, amante de la vida,
Amante de su vida y libertad…
Siempre la vista desde su altar,
Amando su puerto
Y respetando a las demás…

Pareciera que en su alma,
No hay odio ni maldad,
¡Amaba su libertad!...

No pude aferrarme a ella ni ella a mí,
Si lo hacía moría de la tristeza,
Por perder su libertad…
Prefiero verla libre a perderla por mi loco amor.


La tercera ave es muy especial,
Diremos que no mas que las demás,
Sino diferente…
Era como una mescla de miel y jengibre,
Como una noche de lluvia con luna,
Era casi intocable, majestuosa y todo su esplendor…

Amante a la libertad y amante del amor,
Amor el cual la esclavizaba al ego,
Ego que disimulaba con palabras bonitas,
Sabía como seducir,
Como acariciar sin ni siquiera un rose,
Como tocar sin excitar ni un sentido,
Como excitar y enamorar…
No la culpo…
su libertad estaba marcada
Por el sentimiento amar,
Más no entregarlo todo…

Los días con ella fueron mágicos,
Especiales, llenos de amor y cariño
Tan creíbles e irreales
Como una droga muy fuerte en tus venas, imparable…
Nunca sabré si podre evitarla,
Solo dejándola sabré que me he desintoxicado de ella…

Su amor confundía mi universo,
Y no me permitía pensar,
No me gustaba pensar que era un ave más,
Tan diferente a las demás pero tan amante a su libertad…

Admitiré que me enamore de ella,
Nunca permitió que tocara el piso con mis pies,
Siempre me mantuve en su vuelo,
Y me hizo seguirla a su lado.

No puedo permitirme pensar,
Que puede existir más que un lindo vuelo con ella,
Mas que un buen día a su lado,
Más de una película por semana…
No puedo esperar
Su próxima llegada,
Su próxima llamada,
Su próximo mensaje…

Sin duda esta es diferente,
Una paloma mensajera…
Solo aparece cuando tiene
Un mensaje de amor que darme,
Cuando su cuerpo involuntariamente me desea,
Y su mirada busca algo de mí…

Pero no la culpo no puedo cambiarla,
Ni quitarle su libertad…

Amar a un ave
Es una de las cosas
Más hermosas de la vida, alma y corazón…
Pero dejas de amarlas,
Cuando comienzas amarte a ti…
No las olvidare,
¡Solo queda respetar su libertad!


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame