0 votos
1 visitas/día
7 dias online

Poemario para un día triste. escarmentado - Poemas de Arturo Abad Tejedor



Poemas » arturo abad tejedor » poemario para un dia triste escarmentado




Poemario para un día triste. escarmentado
Poema publicado el 10 de Enero de 2018

Al nacer llanto buzado a lo desconocido.
Azotado por la matrona ya tienes tu primer rencor.
Mama esa mujer que con dolor te ha parido,
es la sufridora de darte mimos,
teta, abrazos y aguantar tus berridos.
Cuando camines erguido la caída será más alta.
Estas advertido.

Al crecer, te esperará un horizonte calamitoso,
lejano, tú procura que sea lejano.
Pues el argumento de aparecer,
no es nacer,
si no la guadaña inoportuna.
Que sin cita previa vendrá afilada cobradora.
Muy complicado el futuro,
no quiero agobiarte en tu presente ipso facto.
Corriendo apresurado, de bebito a pobrero.
No mas limosna que acabaras limosnero.              
 
En cuanto a tus altos ideales,
gestiona bien, ser realista y baja el listón,
que lumbreras precisamente no has salido.
La caridad lo dijo el del madero,
empieza por uno mismo.
Trabaja, pues el que trabaja,
es porque no sabe hacer otra cosa,
échale valor al esfuerzo,
no me salgas trivago,
con tus manos gánate el pan nuestro de cada día.
Como el carpintero, que dejo pendiente el traje de madera.
Pero el jugaba en otra liga.
Un tres en uno para lubrificar la cerradura de los cielos.

Si estas en una casa vacía,
con muchas puertas abiertas,
es tu momento, llénala de fe.
Cuando busques a dios que alguien te lo presente.
Solo los pobres de espíritu pueden rebuscar a dios.

Pisando tierra.
A las separaciones queridas lamento.
Ante las conquistas de amor,
pétalos, me quiere no me quiere.
Eso sí.
Si te acosan las mujeres cayo, camino calvario,
que tú no estás para ejercicios espirituales.
Enamorado es otra cosa, más inspirado y romántico.
Dila. Mujer yo no quiero un cuarto de mujer en un cuarto,
quiero tu casa mujer amada,
en mi habitación.

Una vez en la vida hay que ser cursi,
si no ellas te trataran de insensible,
cuidado con ser su mejor amigo gay,
han todo sé muy macho,
mostrando azucaro tu lado femenino,
las encanta, sobretodo que las escuches.
Aunque no tengan nada que decir,
Huye, timorato si puedes.
Ya las has ofendido.
Apostilla……………
Siempre ante damas, calladito no lo empeores.
Aun así conserva ese toque de misógino,
más vale que te desprecien a que te ignoren.
Sin proclamarlo,
llegaras a la conclusión.
Que la vida tiene nombre de mujer.

Pero cuando lamentes otra vez desamores,
para el corazón partido, esparadrapo.
De las flechas de Cupido,
escarmentado tu,
la experiencia para otro sufridor lacrimoso.
Este se quedara con el color fulgurante,
cobrizo de la cascara de la cebolla,
el agraciado del desafecto,
masoquista ducho,
es consciente que capa a capa de la hortaliza,
hasta su corazón son sus lágrimas hospedadas.

Más tú tienes lo tuyo.
Serás, serás, que serás,
un planeta sin estrella,
tienes mal karma.
Mal fario,
Mal ángel.
Sin suerte gamusino.
Algo de la tu carta astral.
Haber nacido en otra hora y fecha.
Si te agobias los ultrajes, manda los al carajo.
Con las deudas apremiantes, aceleración.
Si te hostiga el cobrador del frac, pies para que os quiero. 

inspirado reinventas la paz, prepara una nueva guerra,
empezando tu, portando el fusil,
vive siendo él ultimo combatiente,
sin que te falte el supuesto valor,
enardece como los épicos héroes, siempre hacia delante.
Si no puedes, finge estar muerto.
Los muertos para córtale la cabellera valen menos.

A los cachazudos se les manda hacer puñetas.
Torpes y tontos dales inteligencia.
No te pases,
no vaya a ser que te quedes tu con carencias.

Al morir se acabaron las preocupaciones,
si por un casual necesitas posponer tu último acto,
dile a la dueña muerte.
Que la vida contiene todos los colores del arco iris incluido el negro.
Reafírmate, el negro de luto en ausencia de dios pude esperar.
Si no consigues disuadirla,
tu recompensa será llantos de amigos y familiares.
De las marchitas flores. Abono,
regado con lágrimas de tus conocidos.
Eso si en vida los cultivaste.

Cuando cierren el nicho acuérdate de haber pedido luz halógena,
importante por lo de encontrar el túnel.
te hallaras incomunicado, llévate el móvil.
A mí ni me llames que estaré contigo.
Recuerda que no hay calefacción,
factura un par de mantas o el sudado saco de dormir,
por favor cuídate, no tienes porque pasar frio.

En tus últimas voluntades,
si te has quedado muy dormido,
deja dicho al enterrador que te despierte.
No vaya a ser que llegues tarde a la vida eterna.
Esto si no lo sabes es una chacota.

Cuanto más allá, del más acá,
tu alma,
más cerca estarás de tu calavera.
Vamos que rígido,
no te mueves para dar un festín a los gusanos.

No seas espabilado y no me resucites,
que muerto todo el mundo te quiere….
Ver muerto!
Que para estar otra vez entre los vivos,
cantas muy inanimado,
mira qué segundero entierro,
esta hoy muy caro.

Compadre de mis lamentos más sonoros.
Apego de mi más intimo yo.
Que jodido era estar vivo.
Mis últimas palabras finiquitas.
Como te alces de un susto me remato.


Un poco de guasa me hace falta 10 del 1 del 2018


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame