3 votos
1 visitas/día
219 dias online

La relatividad del tiempo cuando te tengo en frente. - Poemas de Bren Da



Poemas » bren da » la relatividad del tiempo cuando te tengo en frente




Categoría: Poemas de Amor
La relatividad del tiempo cuando te tengo en frente.
Poema publicado el 28 de Diciembre de 2019

Familiar.
Después de 1095 días, todo se redujo a un abrazo, un abrazo y un semestre de estudios. Se redujo todo, las noches de insomnio, el llorar hasta dormir, el mirar por esa ventana y sentir un vacío enorme en el pecho sin poder sostener gemidos, el tapar mi boca porque el llanto era fuerte, el caminar y pensar en por qué, por qué fue que pasó así, por qué no deje que hablaras más, y si lo hubiese hecho ¿me habrías explicado lo que hoy si?. Se redujo, la incertidumbre que 2 años y medio ignoré, bloquee naturalmente, se redujo. Hace unos meses venía pensándote, y nunca, nunca pude dejar de soñarte, pero vuelvo: hace meses venía; pensaba... Realmente el lugar importante lo ocupas tú. Y de ahí nadie te ha movido. Hace 2 semanas lo había aceptado y conversado firmemente con alguien, alguien importante, y ahora llegas.
Llegas y todo se reduce.
Llegas y me siento de 17, con muchas cosas claras y más completa, pero vuelvo a ser niña, vuelvo a sentir entre el pecho las drogas de tu risa, vuelvo a sentir tu cariño, y el mío.
Y no me atormenta, escribo esto con calma; gracias vida, porque no dejas cabos sin atar, al menos no por una eternidad.
Gracias por darme la oportunidad de entender que fue lo que pasó en ese momento dentro tuyo.
Y aunque hoy, este encuentro sea tal vez pasajero, dentro mío hay calma y amor. Porque nunca te fuiste, y quizás nunca lo hagas.
Dentro mío hay serenidad, serenidad que da mi estabilidad, lograda a cuesta de muchos dolores.
Hoy tengo la capacidad de comunicar, entender y cuidar.
Que sea lo que la vida depare, con cualquier cosa estaré tranquila ahora que entiendo todo. Gracias por darme calma.
Uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amó la vida. Y los sitios quedan, y se hacen un lugar, muy dentro, en rinconcitos, entre hendijas, entre esquinas tibias del corazón.
Y ahí te quedas, pase lo que pase.
Hoy te acepto,
Me acepto,
Acepto el amor que hubo
Y el cariño que está.
Acepto, y suelto,
Que el viento lleve
Que el sol de temple
Que el agua limpie
Y que la tierra cuide.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame