0 votos
1 visitas/día
3002 dias online

Nunca olvides dar las gracias - Poemas de Carlos Ignacio



Poemas » carlos ignacio » nunca olvides dar las gracias




Nunca olvides dar las gracias
Poema publicado el 24 de Julio de 2011

Por qué no vas afuera?,

yo sé que hay poca claridad,

pero por más que quieras.

tus deseos no se cumplirán.



No desesperes si te estás ahogando,

que en este mar hay demasiada gente,

ignora los prejuicios y comentarios,

pues lo que sientes nadie lo comprende.



Aprovéchate de las malas críticas,

esas cosas negativas que dicen de ti,

pon atención de lo que hablan,

ya que ciertas cosas te van a servir.



Déjalos si no quieren caminar,

ellos así lo han decidido,

cuando se levantan, sienten que morirán,

y entonces vuelven a caer rendidos.



Recomiendo que te equivoques,

así mucho aprenderás,

para reflexionar errores,

para que más lejos puedas llegar.



Quiero escribir algo valioso,

un texto poco ordinario,

será menos que el oro,

y más de lo que has imaginado.



Da la cara a cualquier cosa,

no huyas de tus problemas,

recuerda que quien todo aclara,

tendrá la conciencia plena.



Trata de no hablar de más,

sólo di lo necesario,

una palabra se te va a escapar,

y te estarás lamentando.



No he venido a dar sermones,

pero la cena ya está lista,

y quizá aquí te devoren,

si tu no te das prisa.



Refleja todo lo que sientas,

no hay por qué ocultarlo,

aunque los demás se sorprendan,

sólo les quedará aceptarlo.



Es poco importante que tengas un ídolo,

si no quieres no hagas ninguna reverencia,

de nada ayuda morir con martirio,

no es necesario el indulto para la conciencia.



Si te encuentras muy arrepentido,

prepara las maletas ya!,

busca también nuevos caminos,

pero no te vayas a desviar.



Aprecia lo que eres y lo que tienes,

no pretendas ser como los demás,

puede que lo tuyo otros quieren,

piensa antes de actuar.



Dicen que aquí dentro estás a salvo,

y estando allá afuera no habrá piedad,

despreocúpate, no hagas mucho caso,

pero les crees, en verdad sufrirás.



No te obsesiones con la perfección,

pero si haz el intento,

comprenderás que siempre lo mejor,

estará en aquellos defectos.



Esta tarde habrá un diluvio,

así que protégete bien,

no construyas un arca, ni hagas ayuno,

disfruta todo antes de perecer.



No estoy en contra de nada,

cada quien tiene sus creencias,

prefiero mejor aceptarlas,

antes de caer en inocencia.



Tu has visto la muerte?,

cuéntame a detalle cómo es,

esa ha sido mi curiosidad siempre,

mientras lo descubres yo esperaré.



Si el injusto se apodera de ti,

no desoles por ningún motivo,

date cuenta quién es el infeliz,

al final todos reciben su merecido.



El cielo y el infierno no están tan lejos como parece,

ambos lugares se encuentran justamente aquí,

si ayudas o haces sufrir a la gente,

en esta vida tu premio vas a recibir.



Limitarme a todo yo no puedo,

debo comer el fruto del Edén,

si Adán y Eva lo hicieron,

las reglas se crearon para romper.



Tenemos ya un nuevo cliente,

en el negocio de la moral,

alguien que entiende,

lo que esta bien y mal.



Sonríe si te hacen daño,

agradéceles el insulto,

hace muchos años,

que no veía a un inmaduro.



Dales uso a las piedras que te lanzan,

el antídoto dentro del veneno está escondido,

y aunque haga falta y no alcanza,

tu podrás seguir vivo.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame