2 votos
1 visitas/día
3570 dias online

Del libro en preparación: emboscadas del sueño - Poemas de Ernesto R. Del Valle



Poemas » ernesto r del valle » del libro en preparacion: emboscadas del sueno




Del libro en preparación: emboscadas del sueño
Poema publicado el 18 de Abril de 2011

Tú y las horas

En ti y para ti el alba y su sangre celeste.
la complacencia de las horas
haciéndose gardenia en  tus jardines
Mientras voy besando las begonias de tu pecho
acariciando tu piel de lirio fantástico
tu piel de levadura planetaria
Centrado en tus labios donde late un beso
clamando por ser libre

En ti y para ti la canícula solar de nuestras tardes,
la ardiente ramazón de las quimeras
asumiendo su rol vegetal ,
su designio raigal y telúrico
en que tu cuerpo de inéditos desvelos
se tiende suave y onduloso como el mar.
Te imagino entonces, en ese ciclo de levadura y sal,
en ese mágico devenir  de  abejas y quicalias.
Porque naces entre mis dedos como un hada
de milenarios astros, ensortijada a mi holocausto de fiebre
junto a una golondrina cuyos vuelos incógnitos
se extravían  en la alucinación de tus otoños.















Y llega a ti, finalmente, sobre un carruaje de leyendas
la noche  abatida en las encrucijadas amatorias.
La noche en su botón de sortilegios
en la hondura galaxial donde
un sueño arraigado a nuestras ansias,
nos tiende otra celada
Pero va a tus cabellos que no escapan del delirio,
a tus labios va la noche, donde se anida
como un ave rara buscando los hechizos que rindes
a mi encendida sangre resuelta en plenilunio.

Al fin lo que esperaba, tú ovillada y sensual
junto a mi cuerpo,  como una  luciérnaga  feliz,
alucinada.










Abril

Vino abril con su voz
y  fue silencio los ruidos
del Planeta.
Con sus piernas estableció
la ruta a la locura
abriendo el paso
entre el follaje del deseo.
Fue la blancura de su piel
la razón de la alborada.
Místicos estandartes a la belleza
fueron sus senos de nata sonámbula,
suicida de las sombras.



Casa de la infancia

Hoy perteneces a esta historia
que el tiempo nunca empolvará
que nunca jugará sus naipes
al revés, a contrapartida
de la muerte.
Por alguna parte han de estar
las huellas de mis primeros pasos.
Rebotando contra las paredes
los ecos de mis llantos
de niño enfermo
Por allí mis fiebres
y las ansias sobre todo
de niño todavía,  trastornado
en la complicidad de las hormigas.




La llevo en mi memoria,
entretejida en mis sueños
junto al aroma de quicalias
asomando sus colores
a través de la ventana
de aquella cocina donde madre
era la reina de los olores y sabores
Pequeña catedral de la infancia
y el sosiego…







TRIGO

Amasado con  arte y devoción
y llevado a la bravura del horno
el trigo convertido en pan
llega a la mesa.
Su tierna masa de suavidad femenina
afianza las mañanas en el desayuno.
Selecto trozo de alimento,
manjar de buenos días.
Te bendigo  en mis mordidas,
en cada trozo de paz que en ti, mastico.






CELADAS DEL SUEÑO

No te ciegue la sed
la luz no enmudezca tu voz
sé ecuánime y firme
ante las emboscadas del sueño.
No pierdas los sentidos
ante los fracasos y reveses.
Sé firme en tus convicciones
ecuánime en tus progresos
justo en las decisiones
y cuando sientas
la mariposa de la desidia
revoletear tus contornos…
¡despiert


EL CAMINO
Se hace camino al andar
Antonio  MACHADO (España)
Allí serpentea, brumoso,
humedecido por las lluvias,
con el peso de las tantas huellas,
cada paso firme
sobre sus grumos y piedras solitarias.
Allí el camino que el hombre traza
y es su ruta cotidiana.
No hay otro posible en sus recuerdos
sino ese, en su largo vagar
por sus estancias,
en el duro bregar
hacia la meta
que se va haciendo memoria
a cada paso.

LA NORIA
Mi muchacho pregunta:-Papá, qué es la noria.
Le digo que es algo penoso, una llaga, una tristeza
pertinaz que todo lo cubre.
Esbértido Rosendi Cancio.( CUBA)
Por una noria mínima
Del libro: LA MEMORIA ETERNA DE LAS COSAS.

Vueltas y más vueltas para llegar a nada.
¡Qué terrible estuario a la desidia!
¡Qué cansancio a lo que pulsa!
¡Qué nulidad  a la razón de los sentidos!
Vueltas y más vueltas para llegar a nada.
Y  lo no satisfecho quedar grabado
en una mueca por sonrisa.
¡Qué nula fiesta a lo que nada triunfa,
de lo que nada brota!
¡Qué angustia para lo que quiere
eclosionar y ser galaxia!


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame