1 votos
1 visitas/día
3185 dias online

Del libro la simple vida - Poemas de Ernesto R. Del Valle



Poemas » ernesto r del valle » del libro la simple vida




Del libro la simple vida
Poema publicado el 31 de Diciembre de 2010

ESCRIBIR



No hay silencio
sino su esencia levitando
en la palabra por nacer..
Su esencia que no es el silencio
sino tú y tus miserias frente a ti
observando cómo nacen las palabras
madurando unas tras otras.
No es el silencio,
es esa coartada contra la muerte
contra el olvido
y contra la palabra misma
máxima enemiga...



CASA DE LA INFANCIA

Hoy perteneces a esta historia
que el tiempo nunca empolvará
que nunca jugará sus naipes
al revés, a contrapartida
de la muerte.
Por alguna parte han de estar
las huellas de mis primeros pasos.
Rebotando contra las paredes
los ecos de mis llantos
de niño enfermo
Por allí mis fiebres
y las ansias sobre todo
de niño todavía,  trastornado
en la complicidad de las hormigas.

La llevo en mi memoria,
entretejida en mis sueños
junto al aroma de quicalias
asomando sus colores
a través de la ventana
de aquella cocina donde mamá
era la reina de los olores y sabores
Casa de la infancia
pequeña catedral de la infancia
y el sosiego…


EL CAMINO

Se hace camino al andar
Antonio  MACHADO (España)

Allí serpentea, brumoso,
humedecido por las lluvias,
con el peso de las tantas huellas,
cada paso firme
sobre sus grumos y piedras solitarias.
Allí el camino que el hombre traza
y es su ruta cotidiana,
no hay otro posible en sus recuerdos
sino ese, en su largo vagar
por sus estancias,
en el duro bregar
hacia la meta
que se va haciendo memoria
a cada paso.


LA NORIA

Vueltas y más vueltas para llegar a nada.
¡Qué terrible estuario a la desidia!
¡Qué cansancio a lo que pulsa!
¡Qué nulidad  a la razón de los sentidos!
Vueltas y más vueltas para llegar a nada.
Y  lo no satisfecho quedar grabado
en una mueca por sonrisa.
¡Qué nula fiesta a lo que nada triunfa,
a lo que nada brota!
¡Qué angustia para lo que quiere
eclosionar y ser galaxia!

GENERACION
Soy tu generación, mi propia huella
Aquel surco que tracé con tus heridas;
soy estas palabras junto a ti crecidas
noctámbulas estrellas.
Yo soy tu propia luz tal vez la niebla
a la orilla de un año y otro año,
que perdemos tras ese sueño extraño
y tanto sueño puebla…

Soy ustedes, acaso y,  soy  otros
que viven desbordados en canciones.
(yo soy sus mismos rostros…)
Soy ustedes, estrellas desprendidas
del ámbito social, chispas de vidas
en simples corazones


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame