0 votos
1 visitas/día
2539 dias online

Oda al comandante supremo - Poemas de Fidel García



Poemas » fidel garcia » oda al comandante supremo




Oda al comandante supremo
Poema publicado el 21 de Julio de 2013

ODA AL COMANDANTE SUPREMO



Suena el grillo en el ocaso
Canciones de su copla amarga,
Siente alegre en su melodía
Que cantando muere la cigarra.
Suena en el canto de los sables,
El silbido llanto de las balas
Y en lo altivo del campanario
Sones de yugo y campanas.
Susurra entre dientes la música
Que no quisieras ni escucharla
Oraciones de sangre en el ángelus
En el ocaso, oración de lágrimas.
Canta hermano ésta música
Que yo tocaré la guitarra
Con las cuatro cuerdas de oro
Y el mástil de fina plata.
Canta hermano, de la música
Las venas abiertas del camarada
Un chorro de árbol en su sangre
Una lluvia de bosque te sembraba.
Canta hermano, pero no cantes
Sin voz ni música tus palabras
Que en el canto germina tu silencio
En la voz del silencio escuchada.
Canta hermano, que no se apague
La llama roja de la esperanza
Y aún no despertó en el río
La corriente de la mar enarbolada
Y clavándose hasta las vísceras
Mil cuchillos de fría daga
Como celos de mil puñales
Que en el corazón se clavaba.
Lloró la voz de sus hermanos
Entre las olas bolivarianas
Sacó del pecho su estandarte
Como buen hijo de Maisanta
Y colgándosela del cuello
A forma de cruz y medalla.
Tomó en una mano las bridas
Y montó de un brinco la jaca
Mientras con la otra mano
Aventó los signos de la batalla.
Siglos de libertad oprimida
Siglos de sangre sin patria.
Escuchó la voz de sus hermanos
Voces que hasta el cielo clamaban
Que morían los pobres del pueblo
Y se iban a vivir a Caracas.
Nació una noche de sombras
De estrategias y de pizarras
Siendo el mes de los febreros
El mes de la luna enamorada
Se dirige al amor de su sueño
Hacerle ofrendas a su amada
Y trepando por el rosal espino
Hasta las rejas de la ventana.
Atreviéndose a mirar las flores
Saltó el seto que lo separa
Plantando su semilla de lirio
Volvió mas tarde para regarla
Y ya, en el lecho del río,
Sin caballo y sin espada
Se lo llevaba la corriente
Peleando la última batalla.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame