4 votos
1 visitas/día
5069 dias online

Rapsodia para el baile flamenco - Poemas de Gastón Baquero



Poemas » gaston baquero » rapsodia para el baile flamenco




Rapsodia para el baile flamenco
Poema publicado el 10 de Noviembre de 2008

Dialogar con la muerte es la hermosa imprudencia               
de quienes aprenden a cantar desde la cuna al borde del abismo.
El canto y la danza también pueden ser fervorosos rituales de la               
      desesperanza,
escuelas de lo terrible pobladas de una infancia hipnotizadas por los ojos               
      de la madre,
los ojos de una fascinada mujer que a su vez viene rodando por los siglos,               
con su encantamiento amarrado a la cintura, y quiere arrojarlo de sí,               
con palmas, con gemidos, con arranques de un fuego que prende
otro fuego más hondo, para evitar el imperio de la ceniza en el alma,               
y levantar la sangre hasta los rostros de los santos de papel.
La danza puede ser el idioma perdido de unos dioses,               
la señal arrojada a la noche desde un faro hundido en el infierno,               
la invitación a rugir de protesta y de odio contra el acabamiento humano,               
la llamada al disfrute de placeres absolutamente baldíos, pero gratos por ello,               
la plegaría burlona ante ídolos que perdieron todo su poder,
y son ahora piedrecillas azotadas por la danza.               
Ese canto que viene de más allá de las entrañas,
este canto aprendido junto al muro de los cementerios,               
este canto guardado entre sus vísceras por los errantes hijos de David,               
este disfraz del llanto de las sinagogas, que lleva siglos resonando,               
este canto hecho de milenios de mendicidad, de pavor y de adulterios,               
este lamento que es un río de belleza y de sangre vertida por el amor prohibido,               
este canto que es un hombre en fuga, un criminal acorralado,
un violador de niñas a la sombra del nardo, alguien               
a quien el destino persigue con sus perros más feroces,
este canto y esta danza, hermanos gemelos de la muerte,               
hijos de la calavera, sonidos del bailete que el diablo ensaya todos los días               
a las puertas del cielo,
esta danza y este canto, esta belleza golpeadora en el bajo vientre, estas               
victorias, elevan al hombre hasta más allá del glorioso desdén por la muerte,               
      lo mantean.
como a un polichinela humanizado por el impuro amor a la hetairas,               
y esparcen y derraman la blanca sangre de la fecundación,
y al final lo entregan rendido a la orgullosa posesión del vacío;               
esta danza y este canto, estas alucinaciones, estos esqueletos de carnosas grupas,               
por los siglos, estos misteriosos gatos egipcios que saltan entre los brazos en arco               
      y muerden la cintura
de los bailarines, estas agrias flechas de lascivia contra el San Sebastián               
que las contempla, este aquelarre ardiendo entre los muslos, y a la postre,               
después de los altos himnos paganos a la carne, después del rostro contraído por el               
miedo a la muerte, después de la pasión crispada y anhelante, del llanto denunciado               
en las tenebrosas guitarras, esta danza y este canto se pierden en el vientre               
de la noche, vuelan hacia los recónditos cementerios, y agazapados quedan;               
      este canto
y esta danza, hasta mañana, hasta mañana otra vez, hasta siempre y más siempre, hasta      mañana.









¿Pudiera decirnos en que categoría ubicaría este poema?

Amor
Amistad
Familia
Poemas de Cumpleaños
Poemas de San Valentín o
      Día de los Enamorados
Poemas del Día de la Mujer
Poemas del Día de las Madres
Poemas del Día de los Padres
Poemas de Navidad
Poemas de Halloween
Infantiles
Perdón
Religiosos
Tristeza y Dolor
Desamor
Otra Categoría
¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame