10 votos
2 visitas/día
5066 dias online

Poema del cÍrculo - Poemas de Jesús Aguado



Poemas » jesus aguado » poema del circulo




Poema del cÍrculo
Poema publicado el 10 de Noviembre de 2008

Todo lo que decimos        
da vueltas y más vueltas
rueda desde nosotros a nosotros
baja por la pendiente        
que llamamos espalda mundo ser
da vueltas y más vueltas
para encerrarnos juntos        
en la bola de nieve en el alud
de círculos que van por la ladera
creciendo y retumbando        
aplastando lo frágil
la huella de los lobos
y al Viejo Excursionista expulsado del cielo.
       
II
Y lo que no decimos
da vueltas y más vueltas
gira sobre sí mismo        
en loca rotación que provoca una llama
invisible un incendio
que se extiende imparable por un bosque
ocupado por seres que no existen        
por seres imposibles o vacíos
habitantes M cero o de la nada
que escuchan temerosos        
el no-chisporroteo de las llamas
y ponen sus no-piernas a correr
estampida de huecos        
que buscan una forma donde estar
a salvo del no-bosque que se quema       
una forma o palabra o barro o nota
el estruendo de un círculo bajando una montaña        
que aplaste lo más frágil la huella del Silencio.

III
Todo lo que decimos o callamos        
da vueltas y más vueltas
abrazo de espirales
que giran enredándose        
las curvas enlazadas a las curvas
remolino de curvas
que forman la palabra y su silencio        
agujero que busca sus paredes de vidrio
para llamarse vaso
tierra que busca el aire para llamarse halcón        
remolino de círculos que escapan de sí mismos
de círculos abiertos enganchados forzándose        
a decir lo que callan y a callar lo que dicen
no-palabra que busca que alguien la pronuncie       
para llamarse tiempo
y palabra que busca la mano que la borre
para llamarse amor
no-palabra y palabra que se enredan       
mientras van por el aire
y se olvidan de qué estaban buscando
y se rozan se frenan se detienen de pronto
un círculo o tifón dormido en el vacío        
un círculo al que un ojo sueña desde el vacío.

IV
Un círculo y un ojo que se miran despacio        
mientras ruedan inmóviles
la ladera hacia arriba
y aplastan lo más frágil        
algo que estaba en ellos y dejaron caer
un punto una pupila
el centro de sí mismos        
algo que estaba en ellos y ya no necesitan
pues ya no son palabra        
o no-palabra sino tiempo y amor
un círculo incansablemente quieto
que se evadió del punto o centro o Dios        
y que ahora lo aplasta en el ahora.




¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame