1 votos
2 visitas/día
678 dias online

Ya no confío en ti - Poemas de José Raúl Jure Alvarez



Poemas » jose raul jure alvarez » ya no confio en ti




Categoría: Poemas de Amor
Ya no confío en ti
Poema publicado el 11 de Junio de 2012

Ya no confío en ti… de verdad que ya no confío, me has engañado…

Quizás has utilizado tus artes oscuras,
quizás una pócima que me hiciste beber
para que mis ojos no vieran,
quizás un conjuro en la penumbra trémula de la noche
para que yo vea cosas inimaginables.

¡Si!.... Me has engañado y ya no confío en ti.


Entro despacio, con el mayor sigilo que puedo,la puerta que dejaste entreabierta se desliza con suavidad como haciéndose cómplice de mis deseos.

La cierro tras de mi y me dirijo hacia ti que estás acostada en tu camita solamente cubierta por la sábana..-Te veo dormidita.-

Noto un pequeño movimiento de tu pie y mi mano se posa en el, y acariciándote desde tu tobillo voy subiéndola sin despegarla de tu piel,paso por tu pantorrilla hasta llegar a tu muslo.

Luego la dirijo hacia tus nalgaslas cuales aprovecho de masajear amorosamentesin ejercer mucha presión para no despertarte.

Y sigo subiendo mi mano entre tu cuerpecito y tu Baby…ese negro translúcido con lentejuelas con las que cubres todo tu cuerpo y que sabes que me vuelve loco.

Llevas puesto los calzoncitos (también semitransparentes)con volado que le hacen juego al Baby, pero lo tienes puesto casi en la mitad de tus caderitas y eso me fascina porque sabes que me gusta así.

Me desnudo poco a poco,trato de no hacer ruido,es que no deseo aún que despiertes.

Tu sabes bien que me gusta aprovecharme de ti mientras duermes.

Levanto las sábanas y me tiendo junto a ti,te miro, tus ojitos cerrados…duermes. y te deseo.

Acaricio tu vida, tu corazón lo hago mío,y te beso suavemente las mejillas, tu frente, tu cuello.

¡Oh…. tu cuello!.

¡Cómo me excita tu cuello!.

Me retengo a mi pesar de mordisquearlo,y solo lo beso y lo lamo hasta marcar en el mis deseos.

Te miro, y sigues durmiendo,te beso desde el cabello más largo de tu cabecita
hasta el último dedito de tu pie (te haré totalmente mía).

Beso tus hombros, tu cuello, tus senitos,
a tus pezoncitos les doy un trato especial,
juega un momento mi lengua con ellos
pasea por su aureola color canela
y luego cuando ya están erectos de tantas caricias... los aprisiono con mis labios y los succiono poco a poco
como incentivándolos para que produzcan lo que tanto deseo, tratando de sacar de ellos lo que tanto anhela beber mi boca.

Esta noche dominan mis deseos y el amor le acompaña para cuidar el cariño que en cada caricia te brindo…. amor mío.

Y mientras se va acrecentando mi deseo y mi excitación dejo un momento descansar tus pezoncitos y bajo por entre tus colinas,allí por el valle.

Mientras mis labios no dejan de besarte y mi lengua no cesa de lamerte cada poro,cada pliegue, cada punto de tu piel.

Desvío mi boca hacia el costado de tu cintura,la recorro de un lado a otro para saborear los pausados movimientos que produce tu respiración.

De vez en cuando mis ojos miran hacia los tuyos 
comprobando que siguen cerrados.

Y me sigo aprovechando de ti.

Y me detengo en tu ombligo,introduzco mi juguetona lengua en ély siento que te estremeces,
así que rápidamente sigo besándote con delicadeza y bajando hacia tu pubis que lamo completamente.

Ya con mi boca cerca de tu sexo, cojo con mis manos tus piernas
y las entreabro para que mis labios puedan llegar a ti.

Y mi lengua que no deja de lamerte va orillando tus ingles, acercándose paulatinamente a la puerta de entrada que húmeda y lubricada espera ansiosa su visita.

Mis manos las paso por debajo de tus piernas levantándolas un poco
para ponerlas sobre mis hombros
y que puedan rodear mi cuello,
y cogiendo tus manos que están a los costados de tus caderas,
las mantengo firmemente cogidas y pegadas a la cama
mientras mis labios toman para si los labios de tu sxo saboreándolos uno por uno y mientras mi lengua
ya va invadiendo tus secretos y entrando en tu cuerpo.

Voy sintiendo tus movimientos de
placer cuando aprietas las nalgas y levantas tu pubis,
tu pelvis, tus caderas,y la verticalidad de tus labios
llaman a mi boca como invitando desafiante a que entre ya de una vez a saciarse del almíbar que espera ser recibido.

Y mis labios buscan y mis labios encuentran y aprisionan tu clítoris y con suavidad lo acarician,y mi lengua no quiere separarse de él.

Pero sabe que debe recorrer todos los caminos que hay dentro de ti,y va acariciándote de dentro hacia fuera de fuera hacia dentro de arriba hacia abajo de abajo hacia arriba.

Y nuevamente mis labios cogen tu clítoris succionándolo con delicadeza mientras tus movimientos ya se hacen más continuos,más indomables,y escucho tus gemidos de placer y no quiero salir de allí,entro, apego mi boca a ti.

A veces en algún momento me falta algo la respiración,pero no quiero dejar de amarte.

Hasta que en un momento ya sin dominarte descargas toda tu alma en mi boca que saborea sin perder una sola gota de tu vida.

Y de repente siento que te vas relajando y que tu cuerpecito va quedando quieto,y entonces mi boca vuelve a tomar el camino hacia tu pubis,hacia tu ombligo,
hacia tus senitos,hacia tu cuello,hacia tu boca.

Sin embargo cuando estoy besando tu boquita,
cuando con mi lengua busco la forma de entreabrirla
para inhalar tu aliento,
para llenarme de tu respiración
entonces siento un huracán que se levanta
haciendo volar la sábana,la almohada cae al suelo.

Me siento sorprendido,no me lo esperaba.

Cuando quiero reaccionar….tu ya estás sobre mi a horcajadas,
aprisionando mis caderas con tus piernas.

Te inclinas hacia mi,me besas en la boca,
en las mejillas,te acercas a mis oídos
y como un susurro me dices:¡TE AMO!

Tus manitas inquietas buscan rebuscan exploran cada ………….

Bueno…lo que sigue, ya lo sabes tu.

Pero por eso,ya no confío en ti
porque yo…. dueño y señor de la situación
sigiloso como ninguno,
atento a tu vida como nadie,
astuto como una Serpiente,
fuerte como un Toro,
sabio como la vista del Águila,
justo, como un León….

Me sentí en ese momento... entregado a ti

Así que he decidido ser….
más sigiloso, que nadie,
más astuto que una Serpiente,
más fuerte que un Toro,
más sabio que un Águila,
más justo que un León,
y estar mucho más atento a tu vida.

Y cuando esta noche, como todas las noches,
entre sigilosamente a tu habitación para acariciar tu vida
para acariciar tu corazón,
para aprovecharme de ti,
(porque sabes muy bien de cómo me gusta aprovecharme de ti)
y tomarte, y tenerte.

Así que me acercaré a ti, me tenderé a tu lado,
te abrazaré te besaré en los labios,
y te miraré,aunque estés con los ojitos cerrados,
y te diré..

“Estoy acá amor,
he llegado ,vengo a amarte
y a hacerte totalmente mía,
y que tu...que tu me hagas...
totalmente tuyo
porque ésta noche
que es tú noche.... me ha gustado"


y….¡cómo me gusta que me engañes haciendote la dormidita...!.

Amada mía, el soñar profundo de mi vida, tumultuoso respirar de mis latidos.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame