0 votos
5 visitas/día
40 dias online

Hermosa morena - Poemas de José Rubén Quintero Morales



Poemas » jose ruben quintero morales » hermosa morena




Categoría: Poemas de Amor
Hermosa morena
Poema publicado el 07 de Marzo de 2021

amanece un nuevo día y ,el sol como el astro rey convoca al viento,
a las nubes, Y juntos se unen a las gotas de rocío para formar un arco iris de hermosos colores,
y desearte el mejor de los días, tú estás allí, en la sabana, y el viento con una suave brisa
acaricia tu cabello color azabache, y los rayos del sol de la mañana iluminan
tu hermosa piel morena, en tu cuerpo, un vestido blanco como la nieve
cae sobre todo tu cuerpo, y la brisa lo levanta levemente ,los pájaros con sus trinos
alegran la sabana, tu belleza atrae la atención de todos los presentes ellos te miran
y contemplan tu belleza, tu piel morena, tu cabello Lacio,tus ojos negros,tus manos delgadas
y suaves como la seda, acarician el día, la yerba verde y suave acaricia tus pies
que envidia siente el agua del riachuelo de la yerba por tocar tus pies
el sol entra en riña con las nubes, la briza del viento se une en la contienda
quieren las nubes y el viento arropar el sol ,ya que desean más que nunca atraer la lluvia
para que acaricie todo tu cuerpo ,los pájaros se levantan en canto melodioso que retumba
toda la sábana, ellos también se unen tal cual cómplice del viento y de las nubes
el sol es sometido, Y una leve lluvia comienza a caer sobre tu piel morena
el vestido blanco se empapa ,y tú corres por la sábana buscando como cobijarte
tu vestido blanco se pega a tu  cuerpo, dejando ver una figura exquisita ,y corres y corres
y la lluvia y el viento siguen cayendo sobre todo tu ser, hasta que logras llegar a una cabaña
que estaba allí en un claro del bosque, lleno de frondosos árboles
allí adentro estaba tu amado, que al ver tu cuerpo empapado por la lluvia corrió de inmediato
y te cubrió con una suave manta  blanca de algodón,y junto a la chimenea se posaron ambos
los carbones estaban encendidos, parecían trozos de lava ardiente, su resplandor era tal que
toda la cabaña se tornaba agradablemente cálida, tu amado te abrazó
y tú caíste sobre su regazo, y poco a poco aquel alboroto generado por la lluvia y el viento
fue pasando ,y la calma fue volviendo, los carbones encendidos se fueron apagando y tú junto
a tu amado caíste en un sueño profundo


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame