5 votos
1 visitas/día
3017 dias online

Como la luna - Poemas de Katherine Castillo



Poemas » katherine castillo » como la luna




Categoría: Poemas de Amor
Como la luna
Poema publicado el 17 de Junio de 2011

El día carece de importancia,
Si está presente la ausencia de tu voz,
Y yo, que de tu voz, conozco la constancia,
Muero, como si no recibiera la luz del sol.

El tiempo me parece inútil,
Siempre que pasa y no me miras,
A veces siento al día, y a su paso, fútil,
¿Acaso jugamos a las escondidas?

Es delirante escuchar tu canto,
Respirar el aire que tú respiras,
Te imagino tomándome la mano, a ratos,
Acompañados del mar y una suave brisa.

Las nubes nos contemplan en el día,
En la noche, nos envidia la luna,
¿Cómo no? Si nuestro encuentro nos marcó la vida,
Tenerte cerca es mi gran fortuna.

Nada vale si no estás cerca de mí,
Aún estás en mis sueños, pero no te escucho,
Es exaltante imaginarte, pensar en ti,
Imaginar que escucho inconsciente, tus arrullos.


Pero, ¿Qué sucede si no soy más que yo?
¿Acaso soy sólo yo la enamorada?
No quiero ser como la luna al sol,
Que es con el que, desde hace tiempo, está muy ilusionada. 

No sé lo que sientes por dentro,
Tu corazón no me lo ha contado,
Pero cuando quiero saberlo, pienso,
Que lo mejor es alejar mi espíritu ilusionado.

Sueños tontos que muestran imposibles,
No hacen más que hacerme sentir hermosa,
Espero alejarlos pronto y que se vuelvan invisibles,
Para que no me comparen con la inigualable rosa.

Eres una lucecita que brilla en mí,
Pero no quiero quererte sin ser querida por ti,
Por ahora, no sé, realmente, qué sentir,
Espero, de verdad, que confíes en mí.

Dime lo que sientes, no me dolerá,
Si no me quieres, me resignaré,
Me iré de tu vida, de mí no sabrás,
Más si me quieres, para toda la vida te amaré.

Es cínico el estado en el que estoy,
Confundida pero segura de lo que soy,
Sin saber si, a mi vida, regresó el amor,
Creyendo en el imposible de la luna y el sol,

Empapada de preguntas me encuentro,
¿Será verdadero lo que siento?

En los atardeceres te quiero ver,
El sonido del tambor acelera mi paso,
La lluvia me canta y se deja caer,
Y cuando anochece, quiero sostener tu mano.

A veces, a penas te veo,
Pero me encanta mirarte,
Paz y alegría siento,
¿Cómo poder olvidarte?

¡Pobre luna! ¡Qué desdicha!
Mirar a su amor, de vez en cuando, y a veces nunca,
Ambos comparten sus lágrimas y risas,
Pero casi no verse…su tristeza debe ser mucha.

Quiero verte y ver tu luz que irradia,

A través del universo con gran esplendor,
Porque, sea como sea, ellos, ambos iluminan,
Sea de noche o de día, son la luna y el sol.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame