0 votos
1 visitas/día
3384 dias online

Alguien se mueve en los ojos del muerto - Poemas de Marcelo Aranda



Poemas » marcelo aranda » alguien se mueve en los ojos del muerto




Alguien se mueve en los ojos del muerto
Poema publicado el 12 de Agosto de 2010

DENSIDAD


Todo está colgado sujeto
A que se crezca en la venteada
Por el callejón descueran la ronda de cargar
El cajón de mi idea muerta de hijo y fondean
La lumbre de la caverna para no ver
Sólo sombras ya hemos estado aquí
La violencia de antepasar dañarse
En la detención rezo desgranado
Una virtud a semillas de distancia iluminada en la amplitud
Entonces cada peso cada aplauso
La misma directriz gastada ala de gigante
Inútil en tierra
He ahí el cansancio de la urdimbre
Punto contra punto
Pura mezquindad de faro todo el aburrimiento
De la costa añosa sin desastres
Uno contribuye al mito
Recogimiento del vacío y lo aproximado
Gran oasis congénito
Como un brote en una oscura flor en tinta
Olor de asunto ambulante
Donde la noche está extremada tal una puerta
Que se golpea a las estrellas
Por ahí pasaron ángeles los homicidas
Luego
A penetrar en la nada
Irse no se adonde
Seguramente hasta la orilla del desplazamiento mismo
Ni tal de regresar por donde antes
Me estoy lloviendo desolado
Por la cuesta abajo
Ah putas ah demonios
Ahí quedaron poblaciones grandes despoblados
Nos resta el seguir cooperando
Un puro duelo
Y no nos espera nadie
Cero coma un habitante por kilómetro cuadrado.



















USURA


Cada vez te concibo pareciera
Que te dono a la hondonada
O me prendo de cuantas si no apareces
Yo no se amar orar o servir
Y subsisto silbando y mintiendo acertando
Nulo blanco a bofetadas
Tú el engaste de una lágrima parecieras
Lo que no se trata
Cantera de lujosa cascada
Mi sed de pedrerías mi codicia
Y avaro yo de transformar tus vetas la pureza
Mineral de tus sollozos que me miran
En algo para mí en mi tesoro personal
Si te tengo a mí junto
Y te cuento y sumo a ti misma
Cuanto voy descubriendo acaparando
Ahí se van los líquidos lirios
Girando sobre las sombras de agua
Mi tremenda flojera
Cuestiones cansadas de extensas
Bailarina prima de la tragedia
Pareciera que lo importante es empeñarte
Al planeta las herramientas
Tratarte como a especies caras
Como a asuntos sin tolerancia
Hay quienes no tienen descanso
Qué me importa el pueblo el hambre
A mí que parto de un pronuncio
Sobre el puente y no me quedo nada de lo creído:
Mi tributo es tan sólo lucirte
Pavonearme en los parques como si fueras
Una india un animal sin clasificar
He ahí mi riqueza
Hacer que llores en los rincones
Y que me ames por eso.






















OBSERVÁNDOTE



La representación fantástica
De tu cuerpo símil
Componen lo que no está expuesto
Eso de observarte en tu intemperie
Donde yo veo un pájaro
Curvan el alma de mis manos el huevo
La que se gesta sin previa
Formas que sólo se conocen al deshabitar
Con el alma salpicada de vuelos en la bóveda
Y que no alcanza a inscribirte
La que te cierne en mis alturas pero no se halla
Hasta que una vez la fascinación y la pirueta
Vuelve al risco de mi contemplación:
Forma sosegada de quererte con el brazo
Por almohada y las piernas como el total exceso
Es así que creo lo que no veo
El ángelus de Eloísa
Como la adivinación que me asiste
La mosca en la tela después del hilado
Entonces voy contra los rudimentos
He creído lo que me leyeron
Y lo que me dicen es igual a ella
Ese es mi anhelo
Tornar la severidad de mis rasgos en beso
Donde yo creo labios
Mientras me oigo roncarte dentro del mismo viaje
Y desde ahí
Un solo desconocido navega de regreso
Por entre aguas de remolinos y mil vueltas.

























ALBA



Salgo hasta mi simultaneidad de espejismos
Con la primera luz del fuego legado
Tal sea mi cabeza
Efervescencia del suceso
Los ojos
La extensión de mi vacío
Como si quien tuviera más habitaciones
Fuera visitado más a menudo
Y es sólo un montón de pájaros
Espantados en diferentes direcciones
Para volverme sobre los itinerarios
En todas partes cada vez
Pero así como en la imitación del andar
La rueda tiene nada que ver
La cosmetología dibujada es nueva
Barco sin anclar en la mecedora
Fantasma de las aguas
Me acompaña el múltiplo del alba
Amplia capa colorida
Un eco retardado cualquiera
Fondo de caída colectiva
Con tal de quedarme en ellos o en todo
A esa hora
En mi terquedad amanecida
Un muerto que se aparece y se le nombra
Eloísa: el recorte de un obituario.
























SANGRE


Donde el cielo es una parada
Los calendarios los libertaron
Nuestra lengua registra dos palabras nuevas
Y el ganado rompe los cercos
Mientras las mujeres pierden la vista doble
En el hombre único
Que el mundo a la redonda es de manchón
Una cosmogonía color de arcilla
Y el viaje que nos vuelve contra la naturaleza
Nos resta imagen del paisaje a los venteados
Fantasmagoría de cómo llegar al puerto
Piedra con piedra la gigantografía
Los animales se desplazan hasta el litoral cicatrizado
Mientras nos sume la extremadura
Caravanas postas encomiendas
Aquí hubo mariscos
Aves que allá se secaban
El planeta cabía entre las cumbres y la rompiente
Amparado por las presencias tutelares
La noche vértigo el frío calavera la pampa levándose
Yo ya no se con cuantas playas me he acostado
O cuantas me han olvidado en esa turniedad
La verdad la geografía me duele las premoniciones
Los antiguos por aquí anduvieron por doquier
Y todo lo que llevaron fue la sangre que nos alimenta
La voz del mar y el recuerdo de donde estamos parados
La tierra nos borra por momentos.
























MECÁNICA



Seudograma
Escribo durmiendo
Sacudón de imágenes como una oración
La salud por los sentidos
Algo sale de mí y se me enrostra
Tan ajeno y concluyente
La razón se vuelve en mi contra
Todo me indica que existo y no enciendo
Me niego a asistirme
Tal la sabiduría que no deja
Al sabio un proverbio
Creo que estoy sangrando
Que las concatenaciones me zafan
Como a la luz de la noche
Los eventos asociados en una máquina registradora
Concordancias con lo profundo
Todo se corresponde con mi escaparate
Espejos llenos de gente viniéndose al suelo
Tan agudo como la gota que rebota del agua
Lo que tengo por constante
Tan intoxicado de letras
Digitando la cansada opereta del hombre
Palabras nuevas sin clasificar
Como algunos rezos de mi dios gutural
Algo de oro y mapas
Lo demás: una pampa abandonada al saqueo
La niebla y su faldón
Mi empeño carece de racionalidad.
























BIOS-GRÁFICA


Debut aberrado
Ante el nylon y el severo acero
Por entre ríos sangrantes
Bellos como el accidente de pensar
Estrelladamente en un puñetazo
Un cuerpo echado a morir y una herradura
Que en desplome se me viene la mañana copiosa
Dígitos en conjunto
A velocidades absurdas
Tal un color
Por el grito hasta los años
Fracciones de algo hilado
Centésimas de estremecimiento contra la frente
Intervenida como quien dice:
Más cerca de mañana que la luz
Y se enseña en una forma tubular de pigmento
La edad a plena voz
Y cuánto sxo y cuánta ausencia de evento
Sin mama
Y genitar así al respiro
Trepar la mata y descolgar cuanto rojo perfume
Y viciarse
Lo demás es sólo pelo revuelto por el viento
El mismo color deflorado
Para no crecer nunca y nunca arraigar
Había asaltos
Amor no había por esas lánguidas pampas
Cuantas veces tu cabellera sobre el lado del corazón
Tu cuello de bambú
Y no volteaste nunca
Por entre energías incontenibles
Hasta decir aquí
Frente al negro mar
Ladrando el perro convertido
Secuaz
Lumpen:
El odio engendra humanidad.














MAR CAPITAL



El derrotero de tí volcado
Mujer por invento
Es albatros de rasante condensado
Tan claro como las doce es tu norte
Novia de las coordenadas
Que contaminada de sol eres amuleto
De los navegantes ahora
Parada en el pecho háblame
Un lugar capital de humedad
Para darle catalejo a la palabra de tu legua
Entonces cuna de embriaguez
Toma un ramo de dedos de mi mano
Y cierra el ojo de las rasgaduras
De velas desmedidas mirando puertos
Que yo comodín tengo en tu boca
El labio de color derrame
Y lleno de mirada que baña
Regado en resplandor canjeo
La mejor expedición de nuestras vidas
Y un beso por una bitácora
Es que me hablo mirando
Toda frase como el augurio
Junto al barco de tonos colgado
De la oceánica como collar
Como si amar
Fueran mares que solo ve pasar el vigía
Luego
Para cuando suene la campana
El ardor por las olas
Háblame cuerdas un deseo de vientos
Por toda la travesía de dolor en tu fe.




















NATURALEZA


Tu pierna contemplo como duermes
Tan bello resplandor es mi tarea
Esta canasta dulce tu vestido
Modo de llevarse a la boca
Una columna de letras mudas
Un estado de amparo
Ah generatriz
El visor común de imágenes de gusto veladas
Tan claras como la suposición
Que transmiten escalofríos
Ahora
Tiene tu sentir de origen talle
Engranaje de antojos
Cantos y sueños
Donde las manos desde el trocadero
Dispuestas como una vasija de amplitud
Cuando diligente gusto al momento
Pues en la gesta si te veo broto
Y te reviso como a las lámparas
Que se apuran alternadas
La nutrición de mi ojo te busca
Ávido de alcance
Toda vez que los bellos candelabros
Te sitúan sobre el puente intermitente
Entonces estornudo de mi gesto
Número de fugitivos
Una fábrica reveladora
Tan involuntario resorte de mi pecho
Que se mueven puertos
Una población de artificios
Dentro de los bosques del cuerpo
Abandono los inviernos que escucho
Novedades de gente que se pierde
Con tu pelo sones de lugares
Dentro de tus matorrales
Melena de vergeles me entero.














LUPANARES

Todo como la duda parecido
A la ofrenda miembros en el salón
Mundo de tanto ceremonial
Entre los espejos acuarios de gente
Entonces postales del cuerpo
Uno me unge
De amores cortos
Templo de los velos
Me bate la risa de lupanares
Fusión cruzada y amparo
La curvatura de las gracias
De las horas tumbado una copia
Sobre el respaldo de una copa
Y ahí te encuentro
Anatomía de un estado
Ajusto a tus caderas
La sensación de antaño
Por momentos me enamoro
Anda y bésame la risa de pedradas
Es igual al número de estrellas
Así un guijarro se hunde en el cielo
Y en la medida justa me esculpes
Granito que te abrazo
Déjame decir la cantera
Luego
Con tu pereza
Tengo el garbo de locaciones
Por ella
Un lugar del que volver antepasado
Porvenir y ventura del viaje que no alcanzo
Empezar fue perderte
Cuando se hizo de humo y de encaje
Partió por los propios cielos mosqueados
Arrojándolos como dados
Y mi cabeza de papeles picados
Algún garabato
Tengo la mirada en tu dínamo
Sin ti la risa negra
Sólo un perfume por tu parecido
Gemía la más voluptuosa de las carnes
Entonces
Vuélvese del cuerpo en mí
Un instante cada vez de ridículo.













LA NOCHE



Vomitó como dejando
Al momento se fue la vida
Un montón de papeles volados
Algo de alma y bebida
Tan joven como mi amor consumido
Y se le prende roja la noche en la cara
Arde la braza y la moneda
Tiene tantas caras
Que no le alcanza su vida mía
Y se pone en una jarra
La muerte hincha la sangre
Por la caverna lo perdido
No se lo quita alguien
Lo borrosa
Entonces una ventana se enciende toda vez
La busca entre pensamientos viciados
Ella la camina por las calles
La más demencial de las simas
Una colisión de cielos
Simulacro de cosas vistas
Las tristezas de nombrar
Montonera de palabras
Ni una sola dicha
Para ella
Una borrasca
Etc.

























MATINAL



El flaco Tauro del agua
De los ríos que boca abajo como se viene al mundo
Lleva curso del matadero
Su dorsal al mar por estocada
Se inmola en la pura mujer para lo desfonde
Y estreche su corazón
A una historia hecha a cabo de deseo
Al modo de los santos en oración:
Un vendaval de alma tras haber atravesado imágenes
Para que de un gesto
La guapa nazca en un latido
Y yo sea bramido y sangre
Del ruedo y el desplome
Junto al relevo de una época más allá
Y es que para mí ese trozo de tiempo significa historia
Nacer del cielo al mundo por la tierra
Con su despertar temprano
Venida para mi gusto
Como los viajeros del sueño
Aparecida.



























CROQUIS



Sombría y mitad iluminada
Baja del cerro por una calle bifurcada
Esta imagen en las alturas
Que termina por venírsenos encima
En ambos costados se levantan fascinerías
De lavadas velas tendidas
Facha descascarada
Antigua belleza faraónica
Que cierras el fondo y a los ojos
Con un color celeste
Con el mismo cielo confundido
Demenciales evocaciones
Ceñidas por peldaños que se pierden
Hasta una punta de oropel
Y es ahora que me destella el corazón de orfebre
Costado izquierdo y contrario
Brillante muro engastado
Frontis cobalto
He aquí la joya: gran ciudad encaramada
Escalinata a la derecha en tu recorrido
Destacado mirador por un momento
Detengo mi vista como un santo
Cómo adoro este lugar donde perderse
Y como el agua entre colores
Salpicados y ventanas en la misma dirección
Serpenteando entre habitaciones
Hasta por fin el estrecho plan del puerto
Bullicio comercio que me santiguan
El resto y el bajo fondo
Más de lo mismo
Calles antojadas y condicionadas en las más bellas disposiciones
Arquitectura levada desde las costas
Lo curioso: nadie
Tanto así que la geográfica encabritada
Más bien representa al abismo de mis ojos
Al holocausto de una idea.













RAPTO




La calle casi se cierra en angustia
De construcción de piedra sombría
Arcos laterales y uno sólo al frente diestro
Y ahí una carroza insospechada
De amarillo luminoso en sus puertas posteriores
Que se adentra en la vía casi melancólica
Al frente y en perspectiva
Un gran gallo albino
Tres pisos
Quince arcadas de talle espigado
Catorce ventanas superiores
Y escotillas en la torre
Por la que suben las escaleras apuradas
De blanco marfil y techo granate
Que remata al fondo al viento sur
Bajo un cielo verde impasible
Petróleo mitad musgo
Luego
Tras el primer inmueble
Y el costado de éste último
Plaza desolada
De dimensiones equivalentes
Donde en la tarde
Una infanta juega
Ahora
Producto del sol tras la esquina
Una sombra alargada
Cuadro donde se adivina un pederasta y un escape.
























CONJUNTO




Enemigo de la realidad
Pendiente abajo perder
La cumbre de los eventos hundirme
En el cañón deslenguado
Del absurdo y penetrar y cooperar
En su noche de disparates
Al modo de una idea malintencionada
Y busco entre el follaje de las ocasiones
Calibraciones de la palabra a quemarropa
Que seamos un conjunto
Sónico y onírico
Ahora bien
Sin paracaer
Par de seis arrojados una vez
Sobre el paño de lo impredecible
Digo
Sucede que cada vez me destacas
Traigo con tu embrujo
Los panoramas más descomunales hacia la luz
Si me haces de letras todo el tiempo
Crucigrama imposible
Como tendidos de imágenes tan coloridas como un ácido
Baja entonces a mi lado
A los once mil pies de honduras
Como delincuentes de dichos y descalabros
Que mi lengua está para renombrar y lamerte
Tengo con tu empeño un verbo hecho de recortes
Una transmisión reveladora
El porvenir de la voz
Toda la catarata de la automática
Como cuando saltan los tapones
Y quedamos a oscuras
Para vernos a tientas
Para hablarnos sin vernos.















CESANTÍA


Lo que no ser
Y temer la descendencia
Como la vida
No ser una certeza
Sino oquedad lo que no arriva
Un árbol de esos
En un oasis achicharrado
Ser así que decrezca
La condición de donante
La queja del tronco cervical
La fobia por la familia
Como si la muerte no fuera cierta
Crepita entonces mi materia
En la memoria auditiva del incendiario
Temperatura de un lugar alzado en el espejismo
Y nombre de mi hambre consumido
Lugar común a las especies comburentes
Como el punto del cerebro de la inmolación
Sacrificar mi sabia muerta de estirpe
De códex de ronda destrenzada
Y a los pies de la mortandad
Como un salmón transmutado contra el golpe y el cansancio
El lugar de origen
Para eyacular sólo sangre
O masticar mudas las palabras contrasentidas
Creer en lo que no
Muy allá de mis capacidades
Como la fe
Ser sólo alucinaciones
Lo vertiginoso de un poblado
Desde donde se teme el avance del fuego
Hasta entregarse en esa cesantía a la tragedia
En una noche hormonal de insecto
En un espejo parcial
En una nupcia
En un beso
En nadie.













CONQUISTA




Usar el paraje en mi provecho
Intervenir
Una lengua con un lenguaje
Como con un beso
Detener un reproche
Imperial
Y decir este Dios vale
La cabeza gacha
Ocupar vuestras instalaciones
A qué sino
Robarte y un poco aprender
Verte empacar hasta la muerte
Respirar de tu paz o ser pliegue en tu regazo
Amparaje
Una vista nada más e irse como los desagües
Hasta la cloaca de vuelta
Y vigilar viudo
Que mi botín no se opaque
Ahorcar el celibato y armarme de corazón otra vez
Para como las épocas
Volver sobre mi mismo
En ese viaje extraño
A agredirse al golpear y sorprender
Para que de este dios nuestro
La gente use una palabra
Con venir a ser tiempo de relevo
Un cementerio sobre las osamentas de los antiguos
Denominación absurda de un lugar
Mestizar
La violación y el encanto.





















FUTURAMA



Torcida la luz por el cuerpo
Y en un degradé de abismos los miasmas
En la maquinaria de mi habla
Eclosionan las arañas a la vida subterra
Y yo su primera merienda
Me hago deleble como al escuchar
Así la esfera y su trompo
La música de todas ellas gimientes
Que vendrá
La onomatopeya
El garabato y su fuerza de svástica
Para dejar de hablar por decir
Como el sxo reducido a fricción
Bello como lo que da vida y corroe hasta el óxido
Y posterior a eso como antes también
La lengua nos sucederá
Anillo amputado de nupcia
Tierra desmembrada donde se acaba la tierra
Salivar palabras
Los sentidos ya son siete
Una condición de escucharse y venirse
Por entre los dientes de alguna frontera
Como pueblos que sólo ve pasar el aduanero
O una sombra
Disparate del calor dobles
Y la atención puesta en los silencios entre palabras
Un dictado
Todo tu amor en cordeles de gritos
Lo que pueda el vivavoz
Que el hombre no existirá más del pensamiento para fuera.






















UN POCO


De su larga data la placenta
Sobre las pavuras
Por instantes paladear
Un poco mutilarme
Del suelo otra vez la hélice
Sanarme de tu eco
Entender siquiera
El amor higo
Volverme borroso
Por un momento que estuvieras muerta
Y lograr la tala lo excepcional
Por qué mi ánimo viciado en el tuyo
Volcarme una dosis de veneno creador
Y hablar sólo panoramas
Aceptar lo que veta que es lo que negaste
Sin pedir perdón por ahí
Un itinerario de excesos crudos
Rudos como una mano machacada
Hasta que salten las palabras con la baba
Tartamudear lo que te adoro
Desde ya el gusto por la cicatriz
Temerte con todo mi corazón
Anulado a la condición de ofrenda
Aún guardo la vorágine en mi bolsillo
Para cuando el frío lácteo
Enarbolármela al cuello
Un poco aguantarme
Volverme si me llamaras
Liquidar
Ojalá la orfandad
Por un segundo tu vida en mis manos.




















ASOCIASIONES


Un fondo de ojos
Y a lo lejos se vacía la puesta
Como ensuciar el agua con otro líquido
Ingesta de miradas
Animales que desmontan el horizonte
Si llevo la mirada a la izquierda arriba
Recuerdo donde dormir
Una tensión continente
Y un verde al fondo
Intoxicado el elixir filamentoso
En el cenit de una visión reveladora
Y avances contra el cielo anaranjado
Como recortes de un sueño
Y mentira
Si los agacho sin vergüenza
Entonces para verter
Tres eventos encordados en una cabellera
Avizorando la migración
Bebiéndose tu vista
Como un contenido licor
En los brazos de uno mismo
Y así lavándose o queriendo deslavarse
Escape de tu alcance
Y fascinación si te leo los dientes
Es que ahora
En una cascada de asociaciones
Podemos convenir hasta la luz del alba
Nada más separándonos los cuerpos
Y hundirme en tu pupila contrictora
Como si gritara mi miedo al fondo de un pozo
Y se estremeciera el túnel de captura
Y luego dijéramos:
Ya hemos estado aquí.



















CÍNGARA


Pájaros semejan todos
Son manos
E inmolados en la pandereta
Parecieran extensiones del fuego y todas las caderas
Las estrellas desgranadas en esa danza
Que arropa la intemperie de ninfetas
Más si el caos no es tal
Como su accidente sea su forma de constelaciones
Visionar entre las carpas y el alcohol
El devenir de violentos cielos
Perleados como un cuello
De leche fémina
Y anunciaciones
Los itinerarios desde aquí hasta más allá de los granos
Para que como
Se expone un concepto
A partir de un sujeto ordinario
La música irrepetible nazca
Desde la desesperación de una boca llena de pelos
Caravanas pueblos ambulantes
Como gredas ensangrentando el clima rodante
Migran los soles
Hasta estacionarios firmamentos
Todo se irá
Se levarán las tiendas
Y girarán las carretas locas
Hasta playas con las que dormir
Hasta climas con los que vestir
Y vendrá nueva la fiesta
La cadencia de las bayaderas
Y así como quien pretende un país
Se encenderán todas las noches
Miles de fuegos
De razas que caminan siguiendo los órdenes.

















ASILO


Mi cabeza diluyente
Como el grito
Avanza las polillas
Sobre tus pulmones hoyados
Y se une al clarín del cosmos
En una mueca sónica
Ahora
Entre los entusiasmos de algún dominio
Voy de delirio en asilo vibrando dosis y tajos
Puedo sacudirme
Amarrado al mar pero el ronco
Es sino la iglesia en llamas de mi amor
La antesala a mis sentidos onomatopéyicos
Tal el fuego que viene entre bramidos y polvo
Como el ganado transandino
A limpiarme por completo
Frontera invadida
Espejos donde juntarme
Abro un cajón de mi cuerpo
Abro dos
Los dolores a viva voz y el negro en cuello
En realidad exudo azúcar
Me voy acaramelando de momia
Que me interne en el sarcófago de auxilio
Que me reconozca sobre la calle Levarte
Desde el pabellón de orates piso estridente
Me uno a la gritería
Tengo tantos cañonazos hasta hundirme
Ah el mar el recurrente
Será que uno es senil
Que mi calavera entona seguidilla de aullidos
Ahora bien
Logro verme sobre los adoquines
El demonio que mata no es ajeno al ángel que muere
Y es como entregar un túnel a la ciudad
Un socavón
Un pique macizo de oropel
El espacio del diente que falta
El oro de la risa
La verdad es que todos dicen
Que soy amigo de los muertos tan sólo
Para sentirme vivo.










GRAVEDAD


Soy yo
El concho de mí en mis zapatos
Como el precipitado
Detenido en un fondo
Y a la manera de cómo vuelve el alma al centro
Aspirando de golpe todas las estrellas
Tragando en un bostezo de perro
Anunciaciones
Que van hacia abajo vertidas
Hasta decantar
La lluvia los árboles que crecen hacia el cielo
Drenan en mí arraigan en mí
Abismal se hace entonces la ecuación
Bóveda donde a diario se hunden los obreros
Viudez granito gas
Los muertos se adhieren a esa gravedad
De marcha de aterrizaje
Todos los caídos quedaron ahí
Su sangre de suelo hasta mi garganta
Y el mar en mi yo continente
No flota ni derrama sólo pesa
Como mi persona en alguien alguna vez
El acuario interior rompe en mis talones
Es que esta nave abovedada
Deglute cosmos y no se sacia de orilla
Es la naturaleza de los símbolos
El ronquido de todos los desagües
Nada sufre
Es sólo como si el cielo alternativo
Atraídos los bichos al fuego
Y la luz a la sombra
Vuelven las aves al suelo
Inmediatamente aquí y a otros nidales
Todas imantadas
Posesas por esa fuerza traqueal
Y cada paso no es mío
Mi alma es tragada
Y así vamos todos por el forado
A donde se sabe más de una cosmogonía
A veces recuerdo la tierra
Una pesada impresión
Luego
Todo se va para siempre.










LENGUA


Que el permanente rojo pez ahogándose
Dando torciones
Haga emanar del foso expectorante
Un tendido de disparates y visiones
Que no deje de armar
Un acople al extranjero oído del vacío
Y rescate la piedra del zapato
Resucitar de la tierra por el fuego
Que rompa la complacencia de escuchar
De forma sublevada
Y avance en el sonido subterráneo
Cuerno congregante y festivo
Lo que nos incline el ánimo
Así como desplace el diálogo-bastón
Anteponer un parlante a otro
Y situarse en medio
Luego
Criaturas besándose en la noche
Cual es el aspecto de la cruza
De la luz y el cero absoluto
Mitos vueltos de una mucosa bucal
Una transmisión reveladora
Alejada del trabalengua de la tara conceptual
Algo así como dejar caer el sobretodo
Y dar con el sxo de la trompeta
Festejemos la lluvia que descorre el maquillaje
El levantamiento de espantos
A partir de lo que interpretemos saber
Ve y anuncia el dibujo en la arena
El susurro del viento
Que en las hojas del árbol están escritos
La inminencia del otoño crujiente
Y la promesa del brote para cuando oigamos el verde.


















SU

El hierro de los astros en las venas
Y el pelo melenudo
De tanto sol soplando
Amplitud de la pampa levada
Que como una hoja de afeitar
Entra en mi nervadura y vacía del ojo
Estampados fósiles y estampidas
De animales que se vienen
Algo así como estirar una mano enojada
Para qué el viento
Sino para los vestidos de Eloísa
Fechada en algún dígito del milenio hondulante
Seguramente destaparme
Las sábanas de pájaros de un escopetazo
Y tender en el jardín de leguas
La prueba de mi mácula
El vino de las fiestas en las venas
La luz del inconciente demorada de hielo
Reparada como un feto en la matriz
Para que siga delante de abeja
Y baile los grados frenéticos del paraje
Entonces aflorizar en la única
Algo así como la virginidad de la boca
Que la palabra sucio no puede pronunciar
El témpano desprendido en las venas
Sentido en la garganta al tragar
Escarchando en cristales eléctricos
Mi pensar el andar de mi labia
Hasta detener la órbita en el ojo quebrado
Como una ventana de un piedrazo
Seguramente
Tomar una película de labios de su lectura
Incolora inquietante
Texturada hasta la corporeidad
Entonces esa mosca capturada
Cogiéndonos de miedo vuela
No ya a las coordenadas de la revelación
Sino más bien el foso de la arcada
Donde como una sierpe frente al espacio
Abre el espacio contiguo
Una garganta que traga en su hambre
La historia de la cadena
Hecha a cabo de secretos y en idioma no verbal
Con la gravedad y el cansancio
De quien cabecea en un recurrente velorio.









INCORREGIBLE



Le sangra el ombligo
Y pareciera que una piraña brava
Le mordiera los pezones
Ahí está y es pequeña
Inmensamente de pie
Aterrada yo la veo
Delante de una matanza
Parapetada a la piedad contenido el aire
Y en esa escalera turbulenta
No piensa sólo ve
Curas medicinas sangre
Y nada cura nada detiene la rodada
La carne propia se le volvió una mutilación
Un enloquecido generador
Estallaron las bombillas
Oscuro de sus ojos para adentro
Levita
Y es ahora que ella siente
El pujo
La contractura del vientre
Estallaron los capilares
Son antorchas crecidas para la tumba
Ahí está la muerta lo está esperando
Debajo de una farola lo está inflamando
Fecas sangre y semen
La trinidad tenebrosa
Es que no hay pateadura que lo duela
Ni amparax ni electro convulsión
Todas las pilas vacías
Ay el agua la bendita agua
Y si se le deja morir
Que será de todo cuanto pueda haber cantado
La verdad levita
Y todo cuanto
Es un montón de palabrotas
Incorregibles.














EL TECHO



Yo soy la vergüenza del mono
Que aprendió a salar
Al modo no común
Un país lejano
Palpar suponer desde el extranjero
Y leer una página en blanco
Tener mucho y no poder con ello
Ni gastarlo sólo se puede
La mano
Por una manga
Y la vida ahí
Denegada ni ratas en el navío
Hasta los intestinos se adaptan con rapidez
Para la colonia todo luce brillante
Hambre de abundancia
Herramientas sin sentido
Campos sembradíos
De inventos que no lucen
Es mi ánimo
Nudo como una boca cobarde
Un truco que devela y ridiculiza
Entonces como en una bola caleidoscópica
Los atentados son miles y el blanco único
Inmolarse en un charco
Hablarse desde el otro estado
Es tan sólo
Un pedal sin cadena
Grafitar algo en ese externo
Tan incorpóreo de odio y de sombra
Orbitando mi cabeza y queriendo entrar
Ser la mosca de la estación
La que espanto a manotazos insectos
Alejándome del abrazo y la conquista
Bajo mi techo que aísla.


















EL VIUDO

Se suicidó la multitud aglomerada
El tráfago de los escenarios
Estuvo enferma de verlo
Padeció de su hijo hasta amputarlo
Todos hastiados
Funerales de amparar
La conducta el modo su alma incendiaria
Y es ahora que el baldío suena
Como una bolsa de plástico al viento
Una ciudad cualquiera cancelada
Famélica de todo que hacer
Amplitud de las arterias exangües
Y venir a dar consigo solo
A la hora en que las aves sienten
Susto del diálogo
El puerto la pampa los grandes lagos
Simultáneamente como un gran escape
Para quedar como el diente único
De una carcajada nerviosa
Pareciera que todo se hará polvo
Y es que como el estandarte
Que dobló sólo en una calle
Perdió a la marcha y quedó único en la hazaña
Ya no le queda cuerda a la campana
La dorsal social amputada
Viudo
Un hombre así ya no asciende
Entonces
Su infierno muta
Torna a la condición del que cierra por fuera
Para dar desplazamiento a la muerta
Entre arbustos ardiendo por el fuego
El portal está abierto.



















AUTO



Tiene de saberse de aguantarse
Y con eso cansa
No se sabrá concentrado nunca
Aunque se desplaza a bandadas
De su cara se desprende una maroma
Y al modo de una representación fantástica
Es un arqueólogo
Corpóreo de osamentas y ruinas
Huele su animal perseguido
A días de exilio
Y su corazón de disparate
Trata de dejarse en todas partes
Como quien pierde el cielo
Y va a estrellarse descreído
En los brazos de nadie
Tiende a enmudecer a camibar descalabrado
Como con grilletes
Aislado en el oído lo tiene lleno el corazón
De acoples y excesos
Guarda refugio en la pampa de su mano
Tienta en tablados sólo de ensayo
Una caravana de cáscaras
Compañía limitada
Colorida para que no se note
Y como el dedo que cruza los labios
Ya quisiera el reposo de las cosas sin nombre
Habla la manca por su lengua
Y su sombra pendular no se está quieta nunca
La verdad embobado permanece en la bocina
Ahora
El amoblado interior
            De exquisitos avances sin uso
Lo viste con despostes de animales
Tiene tan mal gusto
Y es eso lo que sabe.

















DE ODIO Y DE SOMBRA


Imposible de desacentuar es ella
La gotera permanente
Sobre el cráneo horadado
Y gana en mí desmesura su gobierno
Si me abrazo al talle único
De su fosa vaginal
Me tiene cortado de espantos
Haciendo carne de su calavera
Y yo cruzado al clavo líquido
Me levanto mascándola
Virulenta corponauta monstruo
Y así al modo de una cabeza estallada en esferas
Llueven cenizas al momento de darme tregua
Como quien suelta la presa por ensayo
Entonces yo destapo mi cabeza de fierros
Para dar paso a la vigilia y no caer
Mi meato terco lo estrujo
Y no verte en todas las leyendas
En todos los bestiarios
Siento el hielo de los polos tragar
El cansancio funeral de la traslación
Una opereta del hombre conjurada
Con el lenguaje del cuerpo masturbado
Que me tienes para despostarte
Sin día que te olvide
Carnicería en los altos
Una bacanal de sables y entrecortes
Como una puesta para mi ocaso
Me cubro me hundo de tumba
No hay donde del matadero
Un basural de guiones
La gran ruina de mi orgasmo
Y es ahora que el sueño sombrío abre
En donde arde la zarza
Para verte siempre
Y quedar demudado moroso
De lo tuyo pélvico
Piso del que puedo arrojarme
De tu corazón de hocicona.













OPRESIÓN



Dios se farreó el planeta
Gran dictador
Fuera del matrimonio
Coronan al embustero
Antro políticamente necesario
Milenios de evangelios
Según la mentira
Para que la piedra corriente
Desde un convenio con la joyería
Les vociferen tufo en la negación
Conciliando almas
Y parásito bebo
Es como canta la plegaria
Yo caníbal recibo tu carne
Mientras un eunuco masturba
Al dios de la guerra
De sxo rapado
Sangra según su silicio
Digno de una limpieza sectaria
Si afeminado se apoya en un falo de comando
Anillos lacerados
Se arremolina la arena desierta
Cómo dar uvas la zarza
Anda y prende el fuego
Falso
Un hombre de iconografía occidental
Fantasmal coito entre una joven y un ente
Donde se viola entre líneas
Es el espíritu que todo lo niega
Se llama a si mismo padre
Exterminio del nuevo hombre en ejemplos nuevos
Mientras lean el recetario de cómo no hacer
Vino a capar
Ay del que se arriesgue a saber
Las uñas no le crecen
Ser de parafina
Un mal mono reclavado a la pared.














ETERNIDAD


A ninguna parte
Ni tal de volver
Una golpiza ejemplar
No hay nadie infinitándose
Como una estrella negra en el vacío
La ruina de las calaveras
Está claro
Mirada velada ojo orgásmico
Erecto de inercia para penetrar la noche
Una bolsa de plasma jadeante
Al modo del desecho de puñales
Licuado como una vejiga
Cara de vela gas visceral
Y no lo harás con honor
No arderás en una pila funeral
Qué mejor lugar que desangrado
Carneado por la metralla
Ni permanecerás en pena cohabitando
Padeceras hasta hacerme un collar con tus dientes
La enjundia del bicho en un suero infecto
Y por orificio alguno
Una mona pintarrajeada meándose
Adiós esfinter todas tus experiencias
Y cuánto amaste ya no se sabe
Qué mártir
Hombre muerto a puntapiés
Las eras no tienen memoria
Alguna flor plástica
Y que no dice lo que te dolió
Es ahora que tu mujer se revuelca
Toma mi mano
Mi nombre es lucifer
Las puras moscas llenándote el hocico
Eternidad
Y si ya muerto no me escuchas
Que tu mamita me lea los labios.













LA MATRIZ


Sonoro
Que el mundo
Su aseo y medida el ornato
Son la caverna vuelta de la sangre
El descubrimiento alucinado
Y en eso se ve gente muerta
Toda escenografía sinestésica
El escalofrío de la orquestación
Y atravesarse a los móviles
Me ando del pique a la luz de gallina
Vengo en un vómito de asociaciones
Hasta gráficas no vistas
Y olores
El color de tus ojos Eloísa
Es el del estímulo de mi glosa
Recupero playas baldíos adjetivado
En donde me quiero o no
Es así que el tufo de la cantina da a la calle
O de porrazo en la tierra fue visto el cielo
Esta cucaracha mía es un ají
Un artefacto neuronal
Compongo
Luego salgo hacia mi capacidad
Y me voy silbando
Dentro de mi antro más allá
No vale describir enumerar
Esto sabe en la medida de mis posibilidades
He vaciado cuanto hay
Y si se me hace de noche
Hay ahí suficiente electricidad
Y si es opositor el que me habla
Es su escena y el texto mío
Soy una generatriz poetastro
Extelecto escaneando la virtualidad
Ahora
De vuelta en el torrente por el sueño
La matriz.


















TODAS LAS HOJAS


Aahhhhhh
Me crece la cabeza todo el rato
Toda vez que aprehendo la escena del dolo
La disposición de los astros
El cálculo de cuanto se pueda estimar
La mierda vaciada regada la carne
Y al igual que un dogo de guerra voy
Meando y oliendo entre caídos
Toda vez que aprendo a degustar infantas
El mal me hace
Lo que al sxo el desgarro rico
Se crece tanto la dote irrigada
Hasta estilizarme a la categoría minotaura
Soy entonces siniestro caballero
Y toda vez más cuando me abrazo
A un hedor un gemir
Todas las hojas que tenga ese árbol
Un cuerpo está compuesto de tumba y orgasmo
Alma no tengo sólo una razón
Toda vez que me humillan
O siento exitación por la genital
Y ahí soy una sombra alargada
Un sedante y el dolor que reanima del trance
Tengo tantos años tanto gusto
Que siento la erección al hablar
La sangre me crece
Un golpe de plasma caliente
Noches de anillos rotos
Un monstruo come doncellas
Desgrana el rosario
Toda vez que me toco delante del susto
Y que me diga como me gusta que me llamen.
















BAUTISMAL


Veo arder casi con estremecimiento
Las iglesias de chile del mundo
Y la cara me llora de carcajada de humo
Mientras huyo colina abajo
Enloquecido adolesciendo de amor
Tengo para mí entonces el crepitar el derrumbe
Del símbolo levantado milenios
De los ecos de los cantos de los muertos
Los nacidos arden en mi corazón
Bautismo de fuego
Hierven las pilas la cera de cara
Especies comburentes
Me llevo conmigo
La rabia de templo que engendra perdón
Algo que un cobre valga
Para tatuarme el alma de dígitos
Es en mi index donde yace el embuste
Donde vendrá crecer la hierba
Una vez la lluvia ocupe ese espacio
Antes forzado entonces violado
Donde vendrá el entusiasmo de otros
Ahora
Lo tengo todo capturado
Mi instantáneo ojo fijo
El olor de los sacramentos cenizeos
Togas ostias
Mariconadas varias
Todo ardiendo a la manera del que sana
Para que resucite la tierra pagana
Los ídolos los demonios ancestrales
Y se sepa que en la floresta
Agazapado tengo un incendio en mi pecho
Mira el vástago de la especie que crece
Cómo es que la niebla recupera territorio
Tengo un pura misión
Por un instante
Convertiría a la tierra en un sol.












LA GRANDE DANZA MACABRA



El cielo de la era es aquí dominio del cóndor
En este lugar odiado por dios
Simultaneas colinas de bayonetas
De cascos machacados
Tapizan la tierra
Con un adobe de pasto grasa y moco
Corre un río de antorchas
Por el valle abajo
Nevado de las cenizas
De los incineradores bramando
Las mujeres y los niños de cuajo
La caballería destripada
Desde este punto se logra
Un lago de coagulo moretón
Chorreada carroña sus campos
Montonera de la rata emperatriz
Desde el primer campo de batalla
Grupos menores de torsos
De miembros
Cada vez más numerosos
Dan nacimiento a altiplanos
De cuerpos amputados
A mazizos de cadáveres que se suman y siguen
Hasta lograr la por fin cordillera del hombre
Mistrales de hedor cuecen la puesta
Calor tempestad fiebre
Por las noches se les oye licuar
Los que quedamos ya somos de la peste
Nos pica nos nacen cosas
No deja de ser para la risa
Sin un ojo este de aquí
Son los brazos del de allá
La locura de la sobrevida las necesidades
Yo soy el ilustrador el cronista
De esta noche de brujas
De este horrendo carnaval
La enfermedad y el vector
Y yo me deshago buscando para dar
Digna sepultura
Para irme y olvidar
Todavía no encuentro las piernas de mi madre.
















LA GUERRA ES MI ALIADO


Hay alguien a mi cuello
Y yo a él umbilicado
Y al igual que los dientes
Arrojados de tu boca de un puntapié
Son tu sonrisa por el suelo
La disposición de los eventos te duele
Verás la flama que te alcanza
Que nada cambie
En la derrota del otro es
Donde me place
Que haya distancia entre nos
Descalabrada unidad
Que esas mancebas se enemisten
La discordia ya es gloria
Ah noche ah lobo
A orinar las comarcas y deslindar
Aprehender lo que es nuestro
Una siesta sobre los cadáveres enemigos.


































EL LEVANTAMIENTO


Los oigo venir son todos
Un lenguaje nocturno de insectos
Los comentarios en hordas
Angustiándome los oídos
Hablando del que escucha dolores
Cantidad de nervios
Todo el sentido amplificado
Que el mar no es ronco
Otros espantos me acechan
y que su abismo sólo alcanza los talones
Destellos de frase
Fracciones de algo cierto
Como ver una película de un solo cuadro
O un cuadro de un sólo brochazo
Marca indeleble de casos se supone
Y algo pasa que se cree en ese semidios
Que sin escapatoria el fuego me alcanza
Yo soy el incendio el combustible
Al tiempo que la chispa brota
De sus dichos mandibulares
Entonces
La tormenta en mi mente
Se abre a mis pies el portal
Y escapo de ellos de dolor la carne
Un corte aquí que calma un cigarro
Por la herida es que amaina el temporal
Falsos predicadores
Alojados en mi centro de plaza pública
Y al modo de los traspasos químicos
La voz se corre entre risas y risotadas
Que se detenga
Que se le quite el condimento
Al caldo cerebral
Y que ya no se persiga al acusado
Ya que por defecto puede hundir
Tu cabeza en el hervor
Y dejarte con la cara como presa.

















EJERCICIO


El primer corte es el profundo
La sala de tu propia carne
De operaciones
Y el siguiente ya mutila
Así pasa que la cabeza se limpia
Armarse hasta los dientes
Entonces como un cadáver saca
Al muerto de su tumba
Santificado en la cicatriz
Herramientas para abortar un dolor
Y sentir la acerada el cautín
El ejercicio suficiente
Para cansarse de sangre
Y esculpir el cuerpo
A la categoría de sano
Marcarse y tener memoria
Al menos aprender que este es el camino
A la mejoría de la carga
Como si la hemorragia es lo que sobrara
Se oye un silbido helado
Una ardiente queja
Hasta botar el humo contenido
Y sentir el aire gélido nuevamente
Abrir brazos y pecho
Airear la casa por completo
Permitir que entre el sol
Y que todo huésped huya
Y una vez hecho el aseo pararse
En la puerta de los ojos
Ver lo que queda y cerrar la mente.





















            CUADRATURA


Incierta amamante
Desconozco a morir su virtud
A eso vine
Cada vez que respiro
De la oscuridad a la tiniebla
Por el viaje de la noche
Duermo dosis de muerte y lo que veo
Es territorio de la cierta
Este camino es mi pecho de regreso
Desde lo desventurado
Vela hinchada el mundo
Es una cuadratura
A aprender perder sobre todo
Promoción de oxidantes
Correr hacia los acantilados
Nos hemos sobrepoblado de aire
Arder hasta implosionar
Y ser un sólo alarido aspirante
Ignorar la semilla
Es contar los misterios
Agitado frente al monstruo
Y mi bien en esta tierra
Es un hoyo tres metros allá abajo
El puro aliento sostenido
Sólo estoy dotado de una pala
Ah mi riqueza a costas del demonio
Traficante de honduras y metal
Ahora
Desde allá
Bastedad de moho líquen
Lloraré sin poder interferir
Que cada uno sepa que sólo merma
Y que tatuados holocáusticamente
Tenemos hora crematorio y marcha.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame