0 votos
1 visitas/día
983 dias online

Un minuto con dios - Poemas de Marvic Alcala



Poemas » marvic alcala » un minuto con dios




Un minuto con dios
Poema publicado el 13 de Febrero de 2018

Una tarde frente un a un mar inmenso, viendo el holocausto, me tome un minuto para intimar con Dios, un ser que no podemos ver, pero que posee un poder tan grande, que estremece todo nuestro cuerpo y penetra en nuestra alma como viento fuerte que nos paraliza y eriza, así me sucedió aquella tarde, fuego corría por mis venas y quemaba mi alma atormentada y necesitada, por eso quiero expresarles a través de estas líneas que aquella tarde descubrí que no hay mejor amante que él.

Aquella tarde aprendí que no podía vivir si en él, que no había ser que me hiciera sentir lo que sentí en intimidad con él, no sé si otros han tenido el placer de sentirse amado por el Señor, pero yo si lo hice y puedo decirles que lo amo con pasión, fue tan grande y tan maravilloso lo que sentí aquella tarde, que no he dejado de intimar un solo día con él, pues confieso que no hay ser que calme mi sed como él lo hace.

Junto a ese ser tan poderoso, lleno de tanto amor para dar, pude comprender el motivo de haber vivido tantos años sin rumbo fijo, pues había sentido pasión carnal, había tenido en mi cama amantes intensos y apasionados, que despertaban en mí una pasión momentánea, pero luego quedaba vacía mi alma terriblemente atormentada, sin entender dónde estaba aquello que necesitaba para llenarla de paz, en aquellos años descubrí lo más vil que el ser humano puede cometer, los vicios que un ser puede llegar a poseer, los cuales te hacen esclavo de su dependencia, y hasta donde lucifer te puede llevar sin piedad alguna, hasta el punto de consumir tu alma.

Hoy he sido liberada de ese ser perverso que lleva años tratando de apartar a cada ser humano de su misión divina, así como fue tentado Jesús en el desierto, así somos tentados nosotros a lo largo de nuestras vidas, hay una batalla constante del diablo contra Dios, donde él enemigo se atreve a retar a Dios, él dice que si realmente le somos fieles, nada de lo que el haga nos hará caer en una vil tentación, y cuando lo hacemos ríe a carcajada, con cual crueldad posee su desgraciada alma.

Pero he descubierto grandes cosas junto a Dios, cada día me entrega más y más sabiduría para librarme de las batallas diarias en contra del enemigo, me entrega dones divinos para descubrir las viles acciones que el maquina en contra de los seres que me rodean, él me ha dado el don de leer el tormento de las personas que se me acercan y el poder para liberarlas, me he entregado a él, tal cual borrego, que camina según sus pasos y según le plazca a mi padre amado.

Muchos dicen que estoy loca, pero loco aquel que trata de estar cuerdo, utilizando su propia fuerza, la cual llaman cordura, dígame usted, quién está más cuerdo, si yo o aquel, que vive tormentos a solas y cual hipócrita, finge felicidad ante una falsa sociedad. Llámenme loca, pero soy una loca enamorada y feliz junto a Dios. Pero no solo eso, porque además poseo otras riquezas que muchos no tienen pero la anhelan con locura, una familia que acobija aquí en la tierra y unos hijos que me sonríen con solo verme.

Llámenme loca, pero una loca feliz…


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame