0 votos
1 visitas/día
4089 dias online

A soñar! - Poemas de Carlos Ignacio



Poemas » carlos ignacio » a sonar




Categoría: Poemas de Amor
A soñar!
Poema publicado el 24 de Julio de 2011

Acaso no crees en el amor verdadero?

acaso piensas que es sólo fantasía,

tienes la idea de que cada vez dura menos,

y eso que inició nada duraría.



Les crees cuando dicen que nada es para siempre,

que si sucede con ellos también te pasará,

los prejuicios que la gente sostiene,

son las mentiras que no te dejan avanzar.



No confías de la fidelidad,

dicen estar no muy lejos del engaño,

que las cosas cambiarán,

y te olvidará en menos de un año.



Escribo esto para los que dudan,

aquellos que tienden a creer,

que en el amor nada perdura,

y son felices de cuando en vez.



Haz caso sólo a lo que tu creas,

cada quien tiene su verdad,

dales el gusto a tus ideas,

para evitar la disfuncionalidad.



Formas de acabar, hay demasiadas,

para iniciar hay un sin fin,

la senda correcta o la equivocada,

será hacia donde tu quieras ir.



Haría miles y miles de historias,

todas con el mismo significado,

moralejas llenas de euforia,

para que aprendas después de haber fallado.



Dragones lanzando fuego y más cosas,

un príncipe con su espada vestido de azul,

arriba del castillo aprisionan a la más hermosa,

abro la puerta para salvarla y resultas ser tu.



Aquel tipo rubio de ojos de color,

haciendo lo que sea para poderte visitar,

cada noche sube el mismo balcón,

para besarte y decirte lo bella que estás.



Yo te haré una historia diferente,

y sepas que no la pienso escribir,

se hará sola mientras pueda verte,

y que mis ojos te digan que esto no dará fin.



El autor de ese libro,

que hizo cuentos fantasiosos,

redactó lo que tu y yo hicimos,

mientras viajábamos por la ruta de lo maravilloso.



Realmente es al fin la escencia pura,

es momento de saborear la verdad,

habíamos siempre soñado con la captura,

de vivir en un mundo real.



He puesto seis centinelas,

para que resguarden tu corazón,

fugaces fueron todas mis estrellas,

y así ignores el dolor.



Coloqué mis besos dentro de tu cajón,

para que los pruebes cuando quieras,

puse también abrazos en el ropero de tu habitación,

y en invierno sientas mi primavera.



Soy yo quien te espera allá afuera,

he venido a cerrar las yagas de tu pasado,

en mi mano escribí tu nombre letra por letra,

para que en mis puños queden recuerdos grabados.



Saco la cuenta de todas las caricias,

calculo el número de abrazos,

le agrego millones de sonrisas,

y nunca obtengo un solo resultado.



Cociné la receta maestra,

hicimos juntos el platillo ideal,

no hubo ninguna falla,

fue el festín de la perfección,



ya ves que es lo que pasa,

cuando lo hacemos de corazón,

es algo infalible,

cuando se trata de tu y yo.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame