Poemas de Salvatore Quasimodo



Poemas » salvatore quasimodo » poemas 1

Salvatore Quasimodo

Nacimiento:20 de Agosto de 1901
Defunción:14 de Junio de 1968

Salvatore Quasimodo (Modica, Sicilia (Italia), 20 de agosto de 1901 – Amalfi, 14
de junio de 1968), poeta y periodista miembro del movimiento hermético italiano,
recibió el Premio Nobel de Literatura en 1959.
Nació en Modica, el 20 de agosto de 1901. Su padre, de profesión
ferroviario, fue trasladado a Messina en 1908 poco después del terremoto que
asoló dicha ciudad en diciembre de ese mismo año. Fue en esta ciudad donde
escribió sus primeros versos, con sólo dieciséis años, en una pequeña revista
literaria que edita junto a unos amigos en el instituto técnico donde estudia.
En 1919 se mudan a Roma, y allí se matricula en ingeniería en el Politécnico;
las dificultades económicas le obligan a realizar diversos trabajos para poder
pagarse los estudios universitarios, que finalmente no llegaría a terminar. En
esa época se empieza a despertar en él el interés por el griego y el latín. En
1926 se traslada a Reggio di Calabria, al conseguir allí una plaza de
funcionario aparejador.
Su primera publicación poética fue en 1930 en la revista “Solaria”, donde
aparece una colección de poemas suyos con el título de Aguas y Tierras (Acque e
terre). Dos años después publica Oboe sumergido (Oboe sommerso), obra que
despierta un gran interés entre los críticos literarios.
A partir de 1934 vive en Milán, frecuentando los círculos literarios de dicha
ciudad. En 1938 puede dejar al fin su trabajo de aparejador, haciéndose redactor
de la revista “Il Tempo”, en la cual, aparte de encargarse de la crítica
teatral, se significa como opositor al fascismo. En 1940 publica Líricos griegos
(Lirici greci), obra en la que reúne sus traducciones de los clásicos y que
representará una etapa importante en su producción literaria, pues muestra en
ella su interés en el acercameinto entre la poesía clásica y la contemporánea.
Es nombrado profesor del Conservatorio de Milán en 1941, y en 1942 publica Y de
repente la noche (Ed è subito sera), obra con la que alcanza un gran éxito, y en
la que aparece recogida una antología de su producción poética hasta esa fecha.
Entre 1949 y 1958 intensifica su producción como traductor, publicando varias
traducciones del latín (Catulo), del griego (el Evangelio de San Juan y
Sófocles) y del inglés (La tempestad de Shakespeare). A partir del fin de la
Segunda Guerra Mundial introduce en los temas de su poesía contenidos más
sociales, relacionados con la situación política de su país. Comparte con Dylan
Thomas en 1953 el premio Etna-Taormina de poesía.
En 1959 le conceden el Premio Nobel de Literatura; el discurso que pronuncia
ante la Academia Sueca, en el que defiende el papel activo del poeta y de la
poesía en la sociedad, será publicado en 1960 junto con otros ensayos en el
libro El poeta y el político. En 1960 es nombrado doctor honoris causa por la
Universidad de Messina. Durante los últimos años de su vida realizó una activa
labor periodística, publicando numerosos artículos de opinión en los cuales
critica ácidamente el consumismo de la sociedad moderna. Muere en Nápoles el 14
de junio de 1968 a causa de una hemorragia cerebral; está enterrado en el
Cementerio Monumental de Milán.
Poesía [editar]Pueden distinguirse en la poesía de Salvatore Quasimodo dos
etapas diferentes: la primera corresponde a los poemas publicados en la
antología Y de repente la tarde y a su obra poética publicada hasta el final de
la guerra, en los cuales utiliza una forma escueta, casi minimalista, junto con
un contenido fuertemente simbólico. Este estilo hermético lo compartían con él
otros poetas italianos de su época, como Giuseppe Ungaretti , Alfonso Gatto y
Mario Luzi, todos ellos fuertemente influenciados por los poetas franceses Paul
Valéry y Stéphane Mallarmé, y con los cuales acabaría conformando lo que ha sido
denominado escuela hermética italiana.
Una vez terminada la guerra, al desaparecer la censura, los temas de la poesía
de Quasimodo se vuelcan en la problemática social, utilizando hábilmente la
analogía entre las esclavitudes humanas actuales y los mitos griegos; abandona
entonces el hermetismo y desarrolla una poesía más clara y vital.


¿Te gustan los poemas de este autor?
Ayuda a dar a conocer su obra:
visible, invisible
2 votos
1 visitas/día
4603 dias online
Visible, invisible
el carretero en el horizonte
entre los brazos del camino llama
con... [leer completo]
también se aleja mi compañía
3 votos
1 visitas/día
4603 dias online
También se aleja mi compañía,
mujeres de ghetto, juglares de taberna,
entre los que pasé t... [leer completo]
de ti una sombra se desprende
2 votos
1 visitas/día
4603 dias online
De ti una sombra se desprende
que la mía muerta parece
si al movimiento oscila ... [leer completo]
refugio
1 votos
1 visitas/día
4603 dias online
Al borde del tajo
se retuerce un pino
suspenso: curvado
cual una balle... [leer completo]
color de lluvia y de hierro
1 votos
1 visitas/día
4603 dias online
Decías: muerte silencio soledad;
como amor, vida. Palabras
de nuestras provisorias imágene... [leer completo]

Esta es la página 2 de un total de 2     «« Anterior

 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame