Poemas de Fausto Rojas Rivera



Poemas » fausto rojas rivera

Fausto Rojas Rivera

La necesidad de comunicar algunas cosas, las cuales no pueden quedar dentro, pues pesan al alma, fue, sin lugar a dudas la razón principal la cual me motivó a escribir de vez encunado (tratar de escribir).


Mi nombre es Fausto Rafael Rojas, nací en El Mamey de Puerto Plata, un 29 de mayo de 1970.

En cuanto a mi preparación académica, soy graduado de Lic. En Comunicación Social, en la Universidad de la Tercera Edad (UTE).

Anteriormente di charlas de recursos naturales y educación ambiental (JBN), y en la actualidad soy asistente de relaciones públicas.


A la palma real por su espera sin limite de tiempo


Naciste en la realeza; pero sin corona, la que adorne abundante cabellera, echada al viento y a las bondades de la naturaleza. Frutos llamativos nacen de amoroso vientre, de un parto sin dolor que evoca la grandeza y al amor.

Alas de pájaros se disputan su puesto, en las alturas de calido lecho, los que en armonioso canto siguen invocando tu victoria.

Continúas llena de trasnoches sin distancia, ni tiempo, ni gloria, ni cortejos, ni bienvenidas llenas de esperanzas. A ti te escribo esta carta para que la leas sin recelos, estas mis letras del recuerdo!!!

Una caoba seguía tus andanzas en busca de corona y trono. Mientras ella presagiaba tú destino lleno de pasos sin caminos. Aquella, que en algún tiempo fue amiga, en las malas y en las buenas, hoy te condena. Caoba aunque tu flor ya no es la reina entre todas las flores, te alzaste con avizorada victoria. Tú proclama como Árbol Nacional, se lleva la esperanza de amiga palmera.

Palma amiga, se qué en alguna ocasión divisabas, en la soledad de tus poblados nidos y cantarines polluelos la perdida. Y aunque en ocasiones fuiste propuesta para llenar la orfandad que existía del árbol nacional, hubo quienes cedieron aquel trono vacante, a la amiga caoba; mientras tú, sin embargo sigues despampanante, luciendo la abundancia de tu vida, qué en sus pasos lleva mensajes de aliento y largas despedidas.

Cuando el verano llega a su fin, el agua comienza escasear; más tú sigues llenando la tierra y reinando entre todas las palmas.

Palabras rebosantes de silencio cargan la fortaleza de tu cuerpo. Inquieta, esperas la llegada de radiante sol de primavera, en busca de aliento para calmar la sed de consuelo. Sigues plantada adornando los campos que aplauden tu callada conquista, que se yergue impoluta, creando esplendida sombra, que cobija la sed de aquellos que añoran tú anhelada victoria.




Fausto Rojas.

¿Te gustan los poemas de este autor?
Ayuda a dar a conocer su obra:
a la palma real por su espera sin limite de tiempo
1 votos
1 visitas/día
2923 dias online
A la palma real por su espera sin limite de tiempo


Naciste en la realeza; pero s... [leer completo]
a la palma real por su espera sin limite de tiempo
1 votos
1 visitas/día
2923 dias online
La necesidad de comunicar algunas cosas, las cuales no pueden quedar dentro, pues pesan al alma, fue... [leer completo]
a la palma real por su espera sin limite de tiempo
0 votos
1 visitas/día
2923 dias online
La necesidad de comunicar algunas cosas, las cuales no pueden quedar dentro, pues pesan al alma, fue... [leer completo]
a la palma real por su espera sin limite de tiempo
0 votos
1 visitas/día
2923 dias online
A la palma real por su espera sin limite de tiempo


Naciste en la realeza; pero s... [leer completo]


 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame