0 votos
1 visitas/día
1591 dias online

Detrás de las nubes - Poemas de Flor Lizondro



Poemas » flor lizondro » detras de las nubes




Categoría: Poemas de Amor
Detrás de las nubes
Poema publicado el 19 de Mayo de 2018

Encontré una lámpara mágica que froté
y como una genio me concediste mis deseos,
desde la primera vez que te  vi;
amistad, amor, paz y felicidad siempre recibí.

Tu  tierna mirada y hermosa sonrisa me sedujeron y la suave piel de tu juventud,
como seda  me arropaba en el más tierno de los abrazos y me transportó al más dulce de los sueños que jamás viví.

Como una hechicera con tu varita mágica  me elevaste hasta el cielo y detrás de las nubes me escondiste para nunca desaparecer
y quedarme contigo, donde nadie me despojara de ti.

Desde ese día, advertí, que  aunque nuestros caminos tomaran otros rumbos,
nada ni nadie borraría estos recuerdos, que son solo mios y los que  he llevado todos estos años en lo más profundo.

Tu presencia me recibía en los más bellos
y largos encuentros que no deseaba terminar,
donde solo existían dos almas, la tuya my la mía.

Impaciente, todos los días esperaba inhalar tu aroma, que me embriagaba hasta quedar extasiado y escuchar tu voz que era música para mis oídos.

Como abeja al panal procesando la miel,
nos enloquecimos en el más bello romance
y jugando como a las escondidas, 
ibamos a nuestros encuentros que se hacían cada dia más excitantes.

Me gustaba verte tan tierna y hermosa que esperaba tu llegada, tan cerca pero a la vez tan distante.
Suspiraba enamorado por ti y nunca lo supiste.

Celoso esperaba impaciente tenerte muy cerca de mi, que contaba las horas de regreso a casa, para luego ir por ti y vivir entre suspiros y abrazos, los más bellos momentos que nunca olvidaré.

Pero un  día me fui, las circuntancias nos separaron y no supe más nada de ti.
Luego tú partías muy lejos sin decir hasta luego y nuestros encuentros se acabaron llegando a su fin.

Fue como un sueño que se desvanecia lentamente y al despertar en las mañanas no recuerdas nada.
Y hoy me pregunto, ¿Qué hubiera pasado
de haberme quedado a tu lado?...no lo sé!!! y nunca lo sabré!!!.

Amor  bello e inocente de juventud,
que pudo ser y nunca fue.
A mi regreso nunca te busqué.
Tú hiciste tu vida y yo también, pero siempre te recordé.

A tu regreso el destino nos puso en el camino
y nuevamente te encontré,
pero ya era tarde para nosotros
y por segunda vez te dejaba partir.

Es como si el tiempo se hubiera detenido,
y viene a mi mente aquel color,
como el caballo blanco de Napoleón,
dónde sentado a tu lado me transportabas
al más hermoso de los ríos que nunca se secó.

Nada ni nadie es perfecto en esta vida, solo Dios y el destino nuevamente nos jugaba una mala pasada.
Pero siempre supe que no me fui,
porque en ese último encuentro,
pude escuchar  los latidos de tu corazón palpitando por mi.

Años después, nuevamente nos volvemos a encontrar y se repite la historia,
tan cerca pero a la vez tan lejos
Y entre similares paredes regresan a mí los recuerdos de ese inocente amor que nació en febrero.

Fue tan profundo y ardiente
este romance de juventud,
que penetró mi corazón y congele en mi mente lo más bonito de él y así nunca se derritiera, ese era mi gran reto.

Pero estoy seguro mi Amor Secreto
que algún día estaremos nuevamente juntos
y si no es en esta vida, será en la otra,
porque la tercera mi cielo, será la vencida.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame