Poemas de José María Eguren



Poemas » jose maria eguren

José María Eguren

Nacimiento:7 de Julio de 1874
Defunción:19 de Abril de 1942

Poeta y pintor peruano nacido en Lima en 1874. Creció en medio de grandes penurias económicas que le impidieron realizar estudios básicos completos. Si embargo fue un gran lector e investigador de la poesía europea y latinoamericana, circunstancia que le permitió compensar su imposiblidad para realizar estudios superiores. Vivió gran parte de su vida a la orilla del mar, en Barranco, donde cultivó además su gusto por la pintura. En sus últimos años, agobiado por la pobreza y su salud precaria, ocupó un puesto como bibliotecario en la ciudad de Lima.Su obra está compilada en las siguientes publicaciones: «Simbólicas» en 1911, «La canción de las figuras» en 1916, «Sombra» y «Rondinelas» en el año 1929. Falleció en 1942.

¿Te gustan los poemas de este autor?
Ayuda a dar a conocer su obra:
la niÑa de la lÁmpara azul
244 votos
25 visitas/día
3296 dias online
En el pasadizo nebuloso
cual mágico sueño de Estambul,
su perfil presenta destelloso
... [leer completo]
los reyes rojos
71 votos
10 visitas/día
3296 dias online
Desde la aurora
combaten dos reyes rojos,
con lanza de oro.

Por v... [leer completo]
la pensativa
23 votos
3 visitas/día
3296 dias online
En los jardines otoñales,
bajo palmeras virginales,
miré pasar muda y esqui... [leer completo]
el caballo
22 votos
2 visitas/día
3296 dias online
Viene por las calles,
a la luna parva,
un caballo muerto
en antigua batalla.
... [leer completo]
la muerta de marfil
18 votos
2 visitas/día
3296 dias online
Contemplé, en la mañana,
la tumba de una niña;
en el sauce lloroso gemía tramontana,
... [leer completo]
la dama i
9 votos
2 visitas/día
3296 dias online
La dama i, vagarosa
en la niebla del lago,
canta las finas trovas.
... [leer completo]
las torres
8 votos
2 visitas/día
3296 dias online
Brunas lejanías...;
batallan las torres
presentando
siluetas enormes.
... [leer completo]
el bote viejo
13 votos
2 visitas/día
3296 dias online
Bajo brillante niebla,
de saladas actinias cubierto,
amaneció en la playa,
un bote vi... [leer completo]
los Ángeles tranquilos
4 votos
1 visitas/día
3296 dias online
Pasó el vendaval; ahora,
con perlas y berilos,
cantan la soledad aurora
los ángeles t... [leer completo]
los delfines
10 votos
1 visitas/día
3296 dias online
Es la noche de la triste remembranza;
en amplio salón cuadrado,
de amarillo iluminado,... [leer completo]
el dominÓ
7 votos
1 visitas/día
3296 dias online
Alumbraron en la mesa los candiles,
moviéronse solos los aguamaniles,
y un dominó vacío, p... [leer completo]
lied i
7 votos
1 visitas/día
3296 dias online
Era el alba,
cuando las gotas de sangre en el olmo
exhalaban tristísima luz.
... [leer completo]
los muertos
13 votos
1 visitas/día
3296 dias online
Los nevados muertos,
bajo triste cielo,
van por la avenida
doliente que nunca termina... [leer completo]
el cuarto cerrado
9 votos
1 visitas/día
3296 dias online
Mis ojos han visto
el cuarto cerrado;
cual inmóviles labios su puerta...
está silenci... [leer completo]
la sangre
6 votos
1 visitas/día
3296 dias online
El mustio peregrino
vió en el monte una huella de sangre:
la sigue pensativo ... [leer completo]
reverie
8 votos
1 visitas/día
3296 dias online
Y soñé, de un templete bajaban
dos dulces bellezas matinales;
y oí melancólicas hablaban... [leer completo]
el estanque
8 votos
1 visitas/día
3296 dias online
¡El verde estanque de la hacienda,
rey del jardín amable,
está en olvido
miserable!... [leer completo]
lied iii
8 votos
1 visitas/día
3296 dias online
En la costa brava
Suena la campana,
Llamando a los antiguos
Bajales sumergidos.
... [leer completo]
lied v
8 votos
1 visitas/día
3296 dias online
La canción del adormido cielo
Dejó dulces pesares;
yo quisiera dar vida a esa canción... [leer completo]
nocturno
6 votos
1 visitas/día
3296 dias online
De Occidente la luz matizada
Se borra, se borra;
En el fondo del valle se inclina ... [leer completo]
lied iv
9 votos
1 visitas/día
3296 dias online
La noche pasaba, ,
y al terror de las nébulas, sus ojos
inefables reían de tristeza. ... [leer completo]


 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame