Poemas de Olvido García Valdés



Poemas » olvido garcia valdes

Olvido García Valdés

Nacimiento:2 de Diciembre de 1950

Poeta española nacida en Santianes de Pravia, Asturias, en 1950. Licenciada en Filología Románica y en Filosofía, co-dirige la revista Los Infolios y es miembro del consejo editor de El signo del gorrión creada en 1992. Ha sido jurado de varios premios literarios, ha publicado artículos críticos en diversos medios periodísticos y tradujo «La religión de mi tiempo» de Pier Paolo Pasolini. Sus poemas han sido traducidos al francés, inglés y alemán y han sido recogidos en importantes antologías. La revista francesa Noir et Blanche y la revista inglesa Agenda le dedicaron un número monográfico. En 1990 ganó el Premio Ícaro de Literatura por su libro «Exposición» y en 1993 el Premio Leonor de Poesía por «Ella, los pájaros».Además es autora de los libros de poesía «El tercer jardín» en 1986, «Caza nocturna» en 1997, y «Del ojo al hueso» en 2001.

¿Te gustan los poemas de este autor?
Ayuda a dar a conocer su obra:
la caÍda de Ícaro
3 votos
1 visitas/día
3316 dias online
1
Los atardeceres se suceden,
hace frío
y las casas de adobe en las af... [leer completo]
Éste es un ejemplo...
4 votos
1 visitas/día
3316 dias online

Éste es un ejemplo: se trata de una imagen
del XIII (el XIII con su cúpula... [leer completo]

verde
2 votos
1 visitas/día
3316 dias online
Verde. Las hojas de geranio
en la luz gris de la tormenta
tiemblan, tensión
de nervad... [leer completo]
a miguel
2 votos
1 visitas/día
3316 dias online
Te habías quedado todo el día
allí, de pie, mirando las montañas,
y era, dijiste, alimento... [leer completo]
al salir a la calle...
2 votos
1 visitas/día
3316 dias online
Al salir a la calle, sobre los plátanos,
muy por encima y por detrás de sus hojas
doradas ... [leer completo]
muda y hosca...
3 votos
1 visitas/día
3316 dias online

Muda y hosca, se niega
a entrar en casa, a pesar
de la noche, a pesar del ... [leer completo]

tras el cristal
2 votos
1 visitas/día
3316 dias online

Tras el cristal, se desconoce
el cuerpo, como un hijo
que crece, como... [leer completo]



 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame