2 votos
1 visitas/día
4160 dias online

Las flores - Poemas de Sully Prudhome



Poemas » sully prudhome » las flores




Las flores
Poema publicado el 10 de Noviembre de 2008

¡Insensato poeta! En todo cuanto ves
prendes una cuerda de lira y nos dices:               
«¡Inclinaos, escuchad como todo respira!»
¡Ay! ¡Es cierto! ¡Es la voz!
              
Las flores no respiran. Un soplo errante
les arrebata su aroma al pasar,               
y ese suspiro no pidió nunca gracia para ellas
a los inviernos destructores.               

Y, sin embargo, ¡tiene tanta ternura
la belleza de las flores! ¿Será posible               
que no tengan amor? ¿No las veis cómo
se tienden al calor y se vuelven hacia la luz?
              
La ligera risa del alba, que es su madre
y su amiga, despabila su sueño.               
¿No habrá causado a la menos dormida de todas
una sensación de despertar?
              
¿No concebís el alma liberada de ideas,
un corazón completamente puro,               
unos labios que sólo se dirigen a la llama,
unas flores que sólo buscan el azul?
              
En la convalecencia, cuando vivimos como ellas,
dejándonos en las manos de Dios,               
el más discreto saludo del sol a las pupilas
nos hace sonreír.               

Cuando la vida nos entorna sus puertas,
las plantas son nuestras hermanas,               
y entonces comprendemos el hermético sueño de las rosas
y sus vagas dulzuras.               

Por débiles que estemos,
sentimos la dulzura de seguir vegetando,               
y de dar gracias a un amigo ignorado
por aquel beso recibido.               
Lo mismo ocurre con las flores.
Esos frágiles seres tienen también caprichos,               
y en su efímera vida hay horas agradables.
No desconocen los placeres.               

La planta, resignada,
ama el lugar en que su pie descansa,               
y bendice el camino, feliz por abrirse
a todo lo qua la acaricia,               
y por perfumar la mano;
por hacer una visita intercambiando un sueño               
en alas del aire mensajero, y por ofrecer llorando
lo mejor de su savia a un amante versátil;               
por decir: «Tómame: yo lo haré más bonita,
niña que puedes correr; en tus mano podré viajar,               
aunque haya de morir después.

«Quiero ir al baile y reinar lánguidamente               
en un hermoso búcaro. Ver el mundo, agradarle
y acabar en un éxtasis,               
a la sombra, prendida sobre un corazón.»

Versión de Max Grillo
              




¿Pudiera decirnos en que categoría ubicaría este poema?

Amor
Amistad
Familia
Poemas de Cumpleaños
Poemas de San Valentín o
      Día de los Enamorados
Poemas del Día de la Mujer
Poemas del Día de las Madres
Poemas del Día de los Padres
Poemas de Navidad
Poemas de Halloween
Infantiles
Perdón
Religiosos
Tristeza y Dolor
Desamor
Otra Categoría
¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame