1 votos
1 visitas/día
1464 dias online

Llevame a la nada - Poemas de Xiing Liu



Poemas » xiing liu » llevame a la nada




Llevame a la nada
Poema publicado el 17 de Abril de 2010

Las palabras van y vienen ahogando mi mente en lo más profundo del lago de sentimientos, trato de concentrarme en otras cosas pero viene a mi mente el recuerdo de que una nueva chica llena mi corazón, aunque no estoy con ella, momentos hermosos de nosotros estando juntos pasan por mi mente una y otra vez, es una relación que nunca pasará pero aun así estoy enamorado. Nunca pensé volver a enamorarme, de hecho nunca supe porque no podía, pero ahora que lo estoy quisiera poder no estarlo. Siento que me gusta y siento una necesidad de estar con ella, quiero gritar muy fuerte: Trágame tierra por favor, no quiero vivir más, quiero salir de este mundo.
Quiero amar, quiero ofrecer al mundo lo que yo mas se ofrecer, que son mis palabras y mis frases bonitas, que tal si doy un poco mas de mi, y te regalo una canción, que tal si te dedico millones de poesías; aunque tengo miedo de que no te gusten, de que la inutilidad de mi miserabilidad no llene tu bello corazón, deberías escucharme un poco más, dime que por favor sabes lo que haces, dime que ser honesto, amar a una sola mujer, y ser muy dedicado no es suficiente para llenar tu corazón; dime que es inútil el sentimiento que tengo dentro de mi corazón, que no hay nada que pueda hacer porque ya decidiste no estar conmigo, dime que no soy nada ni nadie para ti, y que lo último que quisieras es estar conmigo. Por favor dime abiertamente que nada va a pasar y que todo esto no es real. Déjame morir aquí, justo en el lugar donde me dijiste que no, ayúdame a no sufrir, cava mi tumba un poco más rápido, déjame caer para nunca volver, déjame hundirme hasta lo más profundo de esta fosa oscura, llena de insectos y tal vez de lombrices que se comerán mi corazón, déjame morir, y que mueran conmigo todas mis frases, mis poesías, mis historias, y todo lo que al mundo quiero ofrecer, pero ayúdame a morir más rápidamente, entierra esa estaca en el fondo de mi corazón, o tal vez apuñálame mil veces, así cuando llegues a la ultima ya no estaré vivo para decirte lo mucho que quisiera estar junto a ti. No me mires mas y apúrate, el tiempo es oro, entiérrame esa estaca y empújame a la oscura y vacía fosa que espera por mí, la fosa que hasta el momento parece ser la única que desea mi compañía, la fosa en la que mi cuerpo despedirá la piel, y mis huesos se volverán polvo, la fosa en la que mis palabras se volverán recuerdos, y mis poemas se volverán canticos, aquella única fosa en la que yacerá todo aquel grano de mi ser, en donde me uniré a la nada y al vacio.
¿Porque me sigues viendo? ¿Porque aun no clavas la estaca? Apúrate que me estás haciendo sufrir, ya mis ojos derraman lagrimas, mis gritos se vuelven ahogados, y tus ojos siguen inmensamente abiertos observándome sufrir justo delante de la fosa que tú misma ayudaste a cavar; ya mátame de una vez, mi mente me está jugando trucos recordándome los momentos que nunca viví contigo, recuerdos que solo fueron ideas, recuerdos que solo fueron pensamientos; No digas nada, ya dijiste demasiado, solo faltan hechos, y espero que me claves esa estaca rápido y silenciosamente.
Mueves tu brazo rápidamente agitando e insertando la pequeña estaca de madera dentro de mi corazón; hasta que por fin me escuchaste, hasta que al fin me entendiste, te doy las gracias por todo, por cavar mi tumba, y por ser mi asesina favorita, te agradezco el sentimiento tan bello que me has regalado, te agradezco por el corazón hecho pedazos, no solo por la estaca, sino también por la decepción, te agradezco todo, especialmente por darme un beso en la mejilla al clavar esa afilada estaca, y por el bello abrazo que me distes antes de que mis ojos se cerraran totalmente; ahora solo falta el punto final de este cuento, aquel punto en donde me empujas a la fosa vacía, donde están aquellos pequeños bichos esperando alimentarse de mi piel, esa oscura fosa que tanto cariño le he dado, porque será mi acompañante por mucho tiempo, tal vez para siempre. Agitas nuevamente los brazos y con tus cálidas manos mueves cariñosamente mi cuerpo empujándome suavemente a la oscura fosa, siento mi pesado cuerpo caer lentamente por aquel hoyo, desde mi punto de vista esta caída parece estar muy profunda, mi cuerpo sigue cayendo como pluma y toda clase de recuerdo pasa por mi mente: te veo a ti por primera vez, en aquella esquina del tronco que cruza el rio, estabas sentada hablando con tus amigas, y yo sentado en otra esquina sobre una roca, esperaba poder hablarte y decirte lo bella que eras, pero soy tímido y me cuesta expresarme hablando, por eso por un segundo pensé que podíamos ser una buena pareja, ya que tu nunca dejabas de hablar y yo nunca me cansaba de escuchar; pensé que todo aquel sueño en donde nos besábamos se iba a volver real, pero me di cuenta muy tarde de que los sueños no se vuelven realidad, y que los sueños solo son ilusiones que crea la mente para estimular tu corazón; todo esto sigue pasando por mi mente mientras sigo cayendo por la fosa, con un gran estruendo mi cuerpo cae en el fondo, no siento nada de mí, no me puedo mover, solo puedo escuchar los sonidos del exterior, te escucho llorar, intento agudizar mi oído y ahora puedo escuchar tus lagrimas caer en la profunda fosa; no me lo puedo creer, el que hayas llorado por mi ya es mucho, me siento halagado, aunque me siento como un tonto, por haber muerto de amor, pero sigues llorando por mi y eso hace calmar mis sentimientos, ahora me siento un poco más triste, no por tener que perderme de buenos momentos, sino porque te hice llorar, no era mi intención hacerte sufrir; perdóname por haber sido egoísta, por haber pensado solo en mi muerte y por haberte involucrado en toda esta situación, perdóname por no haber pensado en cómo te ibas a sentir; te pido me perdones por toda esta mala experiencia que estás viviendo por culpa mía; ahora solo quisiera gritarte que te vayas y que te olvides de mi, pero mi voz no sale y no puedo moverme, perdóname.
Pasan los segundos y ahora empiezo a ver con más claridad aquella luz blanca del que todos hablaban, veo una mano que se estira desde aquella iluminación, me acerco mas a ella para que me saque de esta fosa y me lleve a un lugar mejor, ahora me siento más liviano,  siento que salí de una prisión, siento que me elevo sobre aquella oscura fosa, abro los ojos y veo mi cuerpo tieso como una roca allí en el fondo, me despido cariñosamente de él con un guiño, sigo elevándome, aquella mano me sigue jalando, ya estoy por encima de la fosa y puedo verte sentada frente a ella, también puedo ver tus lagrimas cayendo por tus mejillas, veo tu boca moverse, pero no puedo escucharte, y me pregunto que estarás diciendo , aquella mano se detiene cuando estoy frente a ti, aprovecho ese instante para darte un beso en la frente, un beso de despedida y de agradecimiento es lo único que pude dejarte; aquella mano que sobresalía de la iluminación vuelve a jalarme, ahora me dejo llevar tranquilamente, ya hice lo último que quería en este mundo, que era estar un segundo muy cerca de ti, ya logre lo que quería, me despido de este mundo, y le doy la bienvenida a aquella iluminación con los brazos abiertos, me pregunto  cómo será la vida en ese nuevo mundo, será igual que el de los mortales, o si todos tendremos alas para volar libremente por las nubes y por el cielo azul, ya estoy a un centímetro de la iluminación, miro hacia abajo, veo las pequeñas luces de los faroles, y los autos moverse como locos por las carreteras, sonrío y vuelvo a mirar hacia la luz, mi vista se vuelve pesada y mi ser se siente anestesiado, entro en un estado de éxtasis y siento como olvido todo, solo sonrío nuevamente y me dejo llevar lentamente hacia donde el viento me quiera llevar, así como las aves abren sus alas para que las guíen el viento, así mismo yo abro mis brazos, cierro los ojos y dejo que la iluminación se trague lo que fui, lo que soy, y lo que seré. Adiós.


¿ Te gustó este poema? Compártelo:
Compartiendo el poema con tus amigos en facebook ayudas a la difusión de estas bellas creaciones poéticas y ayudas a dar a conocer a los poetas.




 Compartir
Redes sociales
Facebook Twitter Google Bookmark MySpace Fresqui Meneame